ELECCIONES 20D

Soraya: la vicepresidenta de los labios de fresa

La candidata popular no acierte con su estilo. Cuando no se le va la brocha con el colorete, abusa del photoshop en el cartel de campaña.  

La vicepresidenta abusó del colorete y los labios de fresa este viernes en la rueda de prensa

La vicepresidenta abusó del colorete y los labios de fresa este viernes en la rueda de prensa

A Soraya Saénz de Santamaría este viernes se le fue de nuevo la brocha con el colerete para las mejillas. El tono rosado le va bien, pero se pasa con la cantidad para el tono blanco de su piel. Además la vice quiso estrenar un nuevo color de barra de labios, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro. Apostó por unos labios de fresa, algo exagerados para lo poco que le gusta a ella llamar la atención con su estilismo.

Siempre se ha dicho que Soraya no quiere llamar la atención y busca que su imagen no distorsione su discurso político. Sin embargo, viéndola en el cartel electoral que cuelga por las calles de nuestro país, parece que se lo ha pensado mejor. Cuesta reconocerla y menos aún pensar en su gestión estos años al frente de la vicepresidencia.

Cartel electoral del PP con una Soraya irreconocible como protagonista

Cartel electoral del PP con una Soraya irreconocible como protagonista

Uno la mira y la vuelve a mirar y sólo puede pensar en averiguar quién es el diseñador gráfico que ha elaborado el cartel. Este cirujano digital, le ha quitado años con un lifting sin cirugía, ha hecho magia en la zona de la papada, ha dulcificado su mirada, afilado sus cejas y ni rastro de los labios de fresa o el colorete rosado. ¿Es Soraya? se preguntan muchos viandantes que circulan por la calzada.

No hay que esperar mucho para comprobar por nuestros propios ojos, que a Soraya se le ha ido la mano, pero esta vez con la brocha del Photoshop. Este lunes se podrán ver las diferencias entre la candidata del cartel y la que participe en directo en el debate electoral en el prime time de Atresmedia, al que se enfrenta junto al resto de candidatos.

Soraya con melena planchada y un maquillaje distinto durante una entrevista en televisión

Soraya con melena planchada y un maquillaje distinto durante una entrevista en televisión

El equipo de campaña, al igual que la política vallisoletana, saben que su indumentaria en el debate va a ser muy importante. Es una buena herramienta para evadir las críticas que va a recibir, por ser ella, y no Rajoy como cabeza de cartel del PP, la que acude a la cita televisiva. Puede apostar por un traje chaqueta, en tono fuerte y oscuro, para transmitir seriedad y rigor como hasta ahora, demasiado formal y clásica para sus 44 años.

O por el contrario, potenciar su juventud, al igual que lo hacen sus rivales políticos. Las encuestas apuntan a que el electorado busca un cambio y apuesta por las nuevas generaciones, alejadas de la corrupción. La Soraya del cártel quiere desligarse de Bárcenas, del caso Gürtel… Tras ella pisan fuerte las nuevas it girls de la política: Arrimadas, Cifuentes, Villacís, Álvarez de Toledo... Mujeres jóvenes con estilo a las que preocuparse por su imagen y tener un armario must, no ha desvirtuado su mensaje político, más bien lo contrario.

A pesar de que durante estos años no ha tenido estilista ni asesor de imagen, si ha hecho amago -con éxito- de afilar su gusto.

Cuando se suelta la melena y arriesga en sus looks consigue ir acertada, como en 2013 en la boda del hijo de José Manuel Lara cuando lució un vestido-gabardina azul petróleo o algún otro outfit en actos oficiales. Todos ellos elaborados por el diseñador Eduardo Rivera, al que se nota que ha abandonado.

Soraya muy elegante y favorecedora con un outfit de Eduardo Rivera

Soraya muy elegante y favorecedora con un outfit de Eduardo Rivera

La melena, es lo que más se ha soltado estos años como vicepresidenta. El corte y las puntas son su obsesión. Acierta cuando más revuelve la melena y desdibuja las capas. Cuando la plancha y la peina sin movimiento, pierde la naturalidad y se pone años.

A la vicepresidenta le favorece la naturalidad en la melena

A la vicepresidenta le favorece la naturalidad en la melena

Habrá que esperar a ver si destierra los tonos oscuros y apuesta por algún color más otoñal, como el verde militar o el gris. Al ser baja de estatura, es asidua a llevar mucho tacón, pero la comodidad es fundamental, en un debate en el que va a estar de pie y se juega tanto. No lo tiene fácil, y más aún cuando el maquillaje no está en sus manos.

Este lunes, el colorete y los labios de fresa no serán un buen aliado. Demasiados cambios para la vicepresidenta que hasta ahora siempre ha procurado que se hable de lo que dice y no de lo que lleva puesto.