Tercer grado penitenciario

La juez deniega por segunda vez el tercer grado a Isabel Pantoja

La tonadillera seguirá en régimen de segundo grado. El auto insiste en que participó en una trama de corrupción política y que aún no está preparada para el régimen de semilibertad

Isabel Pantoja y su hermano Agustín abandonando la cárcel durante uno de los permisos

Isabel Pantoja y su hermano Agustín abandonando la cárcel durante uno de los permisos

La juez titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria N.2 (con sede en Sevilla) considera que la interna Isabel Pantoja "aún no está capacitada plenamente para incorporarse al régimen de semilibertad que supone el tercer grado".

La juez recuerda en un auto con fecha 21 de septiembre, que la tonadillera está condenada por delito de blanqueo de capitales, con una pena ascendente a 24 meses, más multa por importe de 1.147.148 euros, que viene hasta la fecha abonando de forma fraccionada, y cuya condena será liquidada el 8 de noviembre de 2016.

El auto insiste en que Pantoja "mantuvo su conducta contraria al orden jurídico penal a lo largo de varios años, movida únicamente por el afán de lucro, a costa del caudal público, actuación delictiva enmarcada en conductas de blanqueo de capitales y relacionada con lo que vulgarmente se denomina corrupción política, con la enorme gravedad y alarma social que ello provoca".

Su defensa recurrirá el auto en los próximos días ante la Audiencia de Sevilla. De nada ha servido hasta la fecha los malabarismos jurídicos de sus abogados que insisten sin éxito en el riesgo que tiene su continuidad en la cárcel para su salud laboral y también la necesidad de volver a trabajar para poder pagar las deudas pendientes con el Estado. Carlos Esteban Romero sostiene que la estancia en prisión de su clienta ya “excede el carácter ejemplar y se ha convertido en un castigo”. Tal y como adelantó EL ESPAÑOL, la concesión no estaba tan cerca como se estaba especulando.