Rocío Crusset

Rocío Crusset: "He tenido que renunciar a las croquetas y los huevos fritos"

Se ha convertido en la 'It girl' española de moda. Arrasa en todas las pasarelas y está feliz con su novio, Jaime, el hijo de José Manuel Soto

Rocío Crusset en la presentación de la nueva colección de Brownie

Rocío Crusset en la presentación de la nueva colección de Brownie

  1. Rocío Crusset
  2. Moda
  3. Carlos Herrera
  4. Familia
  5. Mariló Montero
  6. Relaciones de pareja
  7. Gente
  8. Estilo

¡Qué importante es tener buen ojo! Agudeza visual no le faltó al agente de Rocio Crusset cuando hace cuatro años le propuso introducirse en el mundo de la moda. Ella se hizo de rogar, pero cuando cumplió los diecinueve se le despertó el gusanillo y el pistoletazo de salida sonó, vaya que si sonó… Ha prestado su imagen para catálogos de marcas como Mr Boho o Biombo 13 y desde que en febrero desfilara por primera vez en la Mercedes Benz Fashion Week de la mano de Schlesser, no se ha bajado de las pasarelas. El reto más reciente: ser la imagen de Brownie.

Su proyección mediática, juventud y ganas de crecer profesionalmente encajan a la perfección con los valores que la empresa intenta transmitir: frescura, comodidad y sencillez. La firma de moda ha apostado a caballo ganador y por eso la ha elegido. “Me siento muy identificada con esta marca. Mi estilo es sencillo, cómodo, del día a día…”

En la presentación de la alianza Crusset-Brownie demuestra que no sólo pisa con fuerza sobre las pasarelas, quiere abrirse camino poco a poco en el mundo de la moda y para ello utiliza una de sus mejores virtudes: “Soy muy trabajadora y lucho por lo que me propongo”, aunque ello implique renunciar a pequeños caprichos culinarios como comer “croquetas y huevos todos los días”. Y eso sin dejar a una lado sus estudios de ADE y Marketing. “Combino mis estudios y el trabajo con mucho esfuerzo. Los días o ratos que no trabajo saco los apuntes que me mandan, porque estoy teniendo que estudiar on-line”. No es de extrañar que diga que cada vez tiene menos tiempo para estar tirada en el sofá.

Responde a las preguntas con naturalidad, aplomo y sin perder la sonrisa, como si llevara toda la vida en este negocio. Incluso las referidas a sus famosos padres Carlos Herrera y Mariló Montero: ¿Qué opinan de tu carrera como modelo? ¿Te apoyan? ¿Qué consejos te han dado?... Sus respuestas son las propias de cualquier joven a la que sus padres desean lo mejor, como en cualquier casa: “Les gusta, siempre que no abandone los estudios”. “Claro que me apoyan”. “Que sea natural”. Y aclara con rotundidad que quiere desvincular su vida personal de la profesional “porque creo que puedo trabajar por mí misma y ver qué consigo, es como un reto”.

De esto entiende mucho su novio Jaime. Hijo del compositor José Manuel Soto lucha con su hermano Marcos por sacar a la luz su primer disco. Y en mi cabeza aparece la imagen de una joven Penelope Cruz junto a Nacho Cano protagonizando La fuerza del destino. Pero lo suyo por el momento es la moda, no se plantea aparecer en el videoclip de su chico, ni tan siquiera hacer los coros: “Uff… yo para cantar que mala soy…”

La firma de moda que ha revolucionado a las adolescentes ha dado en el clavo, al elegir a la it girl con acento sevillano. Una de esas que no se da importancia para ser importante. Rocío, hija, tú puedes permitirte algún brownie.