Informática

La batalla de los escritorios: las armas de Microsoft y Apple

Se espera que los padres de Windows presenten un ordenador de sobremesa y que la firma de la manzana mordida renueve sus MacBook y MacBook Pro.

Los gigantes de Redmond y Cupertino están a punto de anunciar sus novedades

Los gigantes de Redmond y Cupertino están a punto de anunciar sus novedades

  1. Apple
  2. Apple Keynote
  3. Microsoft
  4. Windows
  5. Ordenadores

Con solo un día de diferencia, Microsoft y Apple, las eternas competidoras, van a celebrar sendos eventos en los que presentarán sus próximas apuestas y tratarán de conquistar a los usuarios con sus nuevas armas para disputar una batalla más en la guerra de los ordenadores.

Los primeros en subir a la palestra serán los de la compañía que fundó Bill Gates, que han convocado su gran cita para este miércoles en Nueva York. Dado el éxito que han tenido sus convertibles Surface, cabría suponer que entre los anuncios habrá nuevos modelos de este dispositivo, como una Surface Pro 5 o una Surface Pro Book 2. ¿El problema? Que no se ha producido ni una sola filtración al respecto y eso es poco habitual. Ya ni siquiera Apple, la tecnológica que mejor guarda sus secretos, es capaz de mantener en el más absoluto anonimato sus innovaciones, por lo que podría ser que Microsoft no esté preparando nada nuevo en ese sentido.

Lo más probable entonces sería que un smartphone Surface o una tablet Surface Mini fueran las apuestas, pero con las malas cifras que vienen arrastrando los teléfonos con Windows y con el sector de las tabletas disminuyendo progresivamente sus ventas no son los movimientos más esperados. Aún así, el posible móvil, Surface Dial, suena con fuerza.

A pesar de las buenas ventas de Surface, no se esperan nuevos modelos

A pesar de las buenas ventas de Surface, no se esperan nuevos modelos

Parece que que Microsoft podría estar guardando un as en la manga con el nombre de Surface Studio. Se trataría de un ordenador de sobremesa que, a juzgar por ciertas patentes registradas, sería bastante similar al all in one de Apple, el iMac, con el que entraría en competencia directa.

También se espera que ofrezcan actualizaciones y nuevas funcionalidades para Cortana y el navegador Edge, dos puntales del sistema operativo Windows 10, y un nuevo modelo de Xbox que plantaría cara a la recién estrenada Nintendo Switch y a la PlayStation 4 Pro que verá la luz el mes que viene.

Los MacBook tienen todas las papeletas

Un día después de los anuncios de Windows, llegará el turno de los de Cupertino. El 27 de octubre, Apple pondrá en marcha su gigantesca maquinaria promocional con un evento en su sede de California. Ya han dado una pista: el eslogan del evento, "Hello again", parece hacer referencia al "Hello" que se utilizó para presentar el Macintosh en 1984.

Por ello, los rumores apuntan a que la estrella del evento podría ser un nuevo MacBook Pro en versiones de 15 y 13 pulgadas. La novedad más destacada del dispositivo podría ser un panel táctil OLED, denominado Magic Toolbar, que se situaría entre el teclado y la pantalla para mostrar notificaciones o permitir que los usuarios controlen ciertas funciones del ordenador con sus dedos.

Además, se ha hablado de la posible incorporación del sistema Touch ID para desbloquear el ordenador con la huella dactilar, de la incorporación de un puerto USB-C y de incrementos en la resolución de pantalla y el almacenamiento del dispositivo.

Por otro lado, se espera que los de la manzana mordida presenten un nuevo modelo de MacBook de 13 pulgadas, abandonando la versión de 11, y que desvelen alguna novedad sobre MacOS Sierra. Suelen guardarse algún detalle sobre su sistema operativo para revelarlo al mismo tiempo que el hardware.

En cuanto al hermano mayor de la familia de ordenadores de Apple, el iMac, se sabe desde hace tiempo que la próxima versión está en camino, aunque podría no llegar a tiempo para la puesta de gala de este jueves. De ser así, el rumoreado all in one de Microsoft tendría algo de margen para hacerse un hueco en el mercado antes de que su competidor más directo se renueve.