La ruta del Gobierno en políticas laborales tiene marcado en rojo la reforma de la subcontratación. Así lo ha vuelto a indicar Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo. "Debemos configurar marcos de relaciones laborales que sean de calidad y que aseguren una sana competencia entre empresas que no gravite en la devaluación de derechos laborales". 

"Hay que hacer real el compromiso con el empleo estable", ha indicado Díaz. Y ello es inviable ante la situación actual. "Hay un abuso de la contratación temporal", una temporalidad que "es desmedida e injustificada" y por la que España ya ha sido condenada por la justicia europea.

Ha insistido en que hay que "evitar que la subcontratación sea una fórmula de abaratamiento de los costes laborales". Ha recalcado que el empleo debe servir para asegurar condiciones dignas, dado que "la precariedad no es rentable ni tiene futuro". 

Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, en 'Wake up, Spain''. E. E.

No es el único concepto que está en la hoja de ruta laboral del Gobierno, según ha indicado Díaz en el simposio 'Wake up, Spain!' que organiza EL ESPAÑOL, Invertia y D+I. "La cuestión del tiempo de trabajo va a ser, sin duda, uno de los temas fundamentales del mundo laboral en los próximos años".

Por ello, "cuidar debe ser compatible con trabajar, es un derecho reconocido en la Constitución. Las empresas deben estar comprometidas con el cuidado. Nadie puede estar estigmatizado por ejercer sus derechos de cuidado", ha indicado la vicepresidenta tercera. 

Por ello, ha cargado contra la "disponibilidad extrema" que a través de los métodos digitales hacen las empresas de sus trabajadores. Por ello, ha insistido en "el derecho al propio tiempo", que "remite también al mundo tecnificado y robotizado al que vamos".

Ha llamado a "transitar sin miedo" a este cambio. "Es una gran oportunidad para nuestro país". Pero siempre y cuando de dote de plazos a los trabajadores para una "formación permanente, que requiere tiempo de educación insertado en la propia dinámica empresarial". 

Díaz también ha abordado la apuesta por la igualdad del Gobierno de coalición, recalcando que es una política "transversal". "La igualdad debe ser invisible sin pasar desapercibida. Debe formar parte del estilo con que se dirige una empresa, tanto por parte de mujeres como de hombres. Y debe ser reflejo de nuestra sociedad, de lo que valora y de lo que exige".

Ha desatacado que "todas las normas laborales de los últimos meses que ha aprobado este Gobierno han sido claramente transversales. Todas han tenido en cuenta la dimensión de género y han sido diseñadas pensando tanto en hombres como en mujeres".

"Y es esta perspectiva de la transversalidad de género la que debe constituirse en seña de identidad de las empresas españolas", ha indicado. De hecho, ha indicado que los planes de igualdad que tendrán que tener cientos de miles de empresas españolas "las situará entre las más comprometidas con la igualdad de Europa".