La llegada en el segundo semestre del año de los fondos europeos ha puesto sobre la mesa la necesidad de intensificar la colaboración público privada para maximizar el reparto de esas ayudas y acelerar la recuperación. Sin embargo, esa "colaboración radical" ya se ha activado a niveles nunca vistos en España, según ha explicado el presidente de EY, Federico Linares, en la mesa Next Generation: palanca para la reconstrucción de Wake Up, Spain!.

Es una idea que también han compartido el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi y el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet.

"La colaboración entre las empresas, las personas y la colaboración público privada es esencial para llevar adelante este Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia", ha advertido Bonet antes de señalar que esa 'hoja de ruta' está bien enfocada pero le falta una pauta: la internacionalización.

Este plan ha sido descrito por Garamendi como el primer Plan Marshall -y no el segundo- que recibe España.

"Es un plan transversal y global. No son 140.000 millones de euros, sino que sale mucho más porque es un plan transversal", ha advertido el presidente de la CEOE para destacar el papel que jugarán las empresas en multiplicar el efecto de esas ayudas en términos de PIB.

Según ha recordado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la apertura del evento este Plan tendrá un impacto medio en términos de PIB entre 2021 y 2023 del 2%. Pero sus efectos, se notarán más allá de 2030.

Sin embargo, para ello también es necesario modernizar el país. Algo que han puesto sobre la mesa los agentes sociales.

Garamendi ha destacado la condicionalidad de estas ayudas. "Las reformas vienen antes que los fondos. Hay que abordar lo que nos pide Europa en el mercado laboral, que no es la reforma laboral, pensiones, eficiencia del Estado. Son elementos clave", ha señalado.

Mientras, el líder de UGT, Pepe Álvarez, ha puesto el foco en la educación. Según el dirigente sindical, en España los trabajadores tienen un 20% menos de cualificación que en países como Francia o Alemania, según un estudio que está preparando UGT.

Además, Álvarez también ha puesto el foco en la cohesión territorial. "Corremos el riesgo de que las grandes empresas tractoras estén en el centro de todo. Hay que conseguir que la pyme se incorpore a este proceso para tener un país más equilibrado", ha recordado el secretario general de UGT.

José Luis Bonet, Antonio Garamendi, Pilar López y Cristina Garmendia. Esteban Palazuelos

Por su parte, la presidenta de Microsoft España, Pilar López Álvarez, también ha señalado a la Educación y al "cambio cultural" como uno de los ejes fundamentales sobre los que hay que actuar ahora que tiene ante sí "una oportunidad para rediseñar España" desde la digitalización, un sector que puede llegar a crear dos millones de puestos de trabajo en los próximos años, de acuerdo con un estudio de Microsoft con datos de LinkedIn.

En este punto, Linares, ha advertido que la Educación es el punto más complejo de los que abordará este plan porque aporta poco rédito político al ser un reto a largo plazo, por sus intangibles o por su transversalidad, entre otros.

Mientras, la presidenta de la Fundación Cotec, Cristina Garmendia, también ha destacado la necesidad de impulsar de forma "sistemátaca" la innovación. 

Pepe Álvarez y Federico Linares. Esteban Palazuelos

"Este plan está enfocado a medidas y políticas concretas. En Cotec, nos estamos ocupando en cómo se haga. El problema del bajo crecimiento de las economías es por un déficit en innovación", ha advertido la exministra.

Esta mesa ha arrancado después de que el presidente del Gobierno y el presidente ejecutivo y director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, inauguraran el evento.

Al presentar a los ponentes, el CEO de Inndux Digital Group, empresa a la que pertenece -junto con EL ESPAÑOL- D+I (Disruptores e Innovadores), Rafael Navarro, ha destacado que es la primera vez en España que se reúne a la Administración Pública y al sector privado en un nuevo formato que pretende aportar propuestas concretas, más allá de ser un foro debate.

Un foro que según Navarro -a quien corresponde el copyright intelectual de Wake Up!, según ha destacado Pedro J. Ramírez- además, tiene vocación de permanencia.