El hilarante intercambio de chascarrillos de una reportera del programa Todo es mentira y del alcalde de Madrid y portavoz de Partido Popular, José Luis Martínez-Almeida, ha sorprendido a los espectadores del programa de Cuatro que presenta habitualmente Risto Mejide. Aunque no es la primera vez que el regidor muestra abiertamente su sentido del humor, en una campaña con tanta crispación como esta la distensión ha venido como agua de mayo.

Noticias relacionadas

La escena se emitió el pasado miércoles, cuando Almeida había acudido a visitar uno de los centros médicos donde se está llevando a cabo una vacunación masiva entre los trabajadores municipales de Madrid. Más de 28.000 personas que trabajan para la administración local, 200 al día que podrían llegar, según el alcalde, hasta las 3.500 si fuera preciso para dar cumplimiento con el Plan de Vacunación del Gobierno.

El propio Almeida compartía una fotografía suya en Twitter mientras visitaba las instalaciones sanitarias y aprovechaba la coyuntura para pedirle al presidente Pedro Sánchez "más refuerzos para que lleguen más vacunas":

Tras su visita por las instalaciones de mano del personal sanitario, Almeida atendió a los medios de comunicación que esperaban para formularle sus preguntas y es aquí cuando cobra protagonismo la periodista Natalia Lombardo, de Todo es Mentira. Ella quería preguntarle, principalmente, si se ha descontrolado el nivel de crispación en la campaña electoral previa a los comicios del 4 de mayo, pero su gracia a la hora de formular la pregunta consiguió una curiosa reacción del alcalde.

"Le hago todas las perguntas seguidas para que no se le encrespe el pelo, no se preocupe", ha empezado la periodista. Almeida, atusándose el pelo, ha contestado divertido: "Estás conmigo que tengo un pelazo para los 46 años recién cumplidos". Las risas de presentes y espectadores no se iban a quedar ahí, y la conversación siguió fluyendo entre ambos: "Eso no lo puedo negar, ya le gustaría a más de uno", respondió ella.

Almeida asintió viniéndose arriba y afirmando que podría incluso hacerse "un moño". Sin querer, se la había dejado a huevo a su interlocutora: "Entonces estaría copiando a otro [en referencia al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias]. No sé yo cómo le quedaría". El alcalde lo descartó por completo y reiteró que solo había dicho que "podría" hacerlo, no que lo fuera a hacer:

Finalmente, Almeida ha considerado, contestando a la pregunta de Lombardo, que el ambiente de tensión de la campaña responde a "una estrategia intencionada de Pablo Iglesias. Él entiende que la política es crispación y que eso le beneficia".