El pasado domingo La Sexta emitió la segunda entrega de la entrevista a Miguel Bosé en Lo de Évole, el espacio que conduce el periodista Jordi Évole. Si en la primera parte habíamos conocido la faceta más humana del cantante —su infancia, la relación con su familia, sus años de excesos con las drogas—, en esta otra mitad nos hemos zambullido de pleno en la teoría de la conspiración que defiende y en su militancia negacionista.

Noticias relacionadas

Salió a la luz el Bosé más delirante a pesar de los esfuerzos de su amigo Évole por intentar filtrar sus declaraciones. Su actitud burlesca y prepotente, asegurando que estaba en posesión de la verdad porque tenía acceso a multitud de artículos a través de internet, calaron en una audiencia que ya estaba viendo la entrevista con el morro torcido, cuestionando hasta qué punto estaba siendo una buena idea darle el prime time a un señor que niega que el coronavirus sea una pandemia.

De hecho, en cada uno de los fragmentos que han ido compartiendo desde las redes sociales del programa han publicado un texto al inicio advirtiendo que "si crees que las teoría científicas de un cantante te pueden convertir en negacionista, tienes 3 segundos para cerrar el vídeo". Puede que lo de "teorías científicas" le quede enorme a Bosé, pero al menos el aviso está dado aunque solo fuese a consecuencia de las críticas que se habían hecho al programa desde todos lados.

Calleja y Soto contra Bosé

Lo cierto es que la entrevista finalizó con un detalle que contribuyó a terminar de desmontar los argumentos de Bosé si es que ya no se habían caído antes por su propio peso. Unos pocos minutos que, quizás, tendrían que haberse emitido al comienzo para no dar pábulo a sus delirios negacionistas. Y es que el cantante, cuando Évole le propuso debatir con un científico, tuvo que agachar la cabeza y decir que no, que él no era un experto:

Puede que esta reacción sea la única sensata de las que tuvo Miguel Bosé en esta segunda parte de su entrevista, porque a juzgar por la reacción casi unánime de Twitter su descrédito es total. De hecho, el mediático Jesús Calleja, poco amigo de las polémicas y menos de criticar a nadie en público, no ha podido evitar hacerse eco de las palabras del cantante para poner de relieve la importancia de la vacuna:

Pero no ha sido el único personaje público que ha querido posicionarse en contra de las teorías de Bosé. José Manuel Soto también lo ha hecho, pero más a su manera, publicando un meme en el que habían fusionado al cantante con El Penumbra, uno de los personajes más recordados de las entrevistas del gran Jesús Quintero:

Lo cierto es que incluso El Penumbra parece más lúcido que el propio Bosé.