Si creían que el tema de los youtubers españoles que se han ido a Andorra para pagar menos impuestos ya estaba superado hasta la siguiente huida, se equivocaban. El retorno a un debate que parece no tener fin se la debemos a Iker Jiménez, que este pasado miércoles ha entrevistado a algunos de ellos en su programa Horizonte, que emite Cuatro y que ha seguido muy de cerca el cómico Dani Mateo.

Noticias relacionadas

En el espacio intervino por videollamada Wall Street Wolverine, un youtuber que vive en Andorra desde el año pasado. Argumentó que aquí "existe excesivo gasto público" y que estaba viendo en el programa "mucho emocionalismo en torno a la sanidad y la educación", reiterando que hay "excesivo gasto superfluo" y que el Gobierno concede subvenciones para "los lobbies que sirven de voceros: "España tiene un estado gigante, si se redujera el gasto se podrían bajar los impuestos".

En el plató estaban RoEnLaRed y Jordi Wild, dos creadores de contenido que sí se han quedado en nuestro país y lo han hecho conscientes, felices y comprometidos. Jiménez fue tejiendo las discrepancias entre ambos en un espacio en el que muchos han aplaudido por abordar, destacaban, la problemática desde diferentes ópticas que no suelen analizarse. Uno de los palmeros ha sido Mateo.

"Comprensible que se vayan"

Dani Mateo, al que quizás conozcan por su polémico sketch en el que se sonaba los mocos con la bandera de España, ha felicitado a Iker Jiménez por su "programón" sobre "un tema casi imposible de resolver". Desde Twitter, el cómico y presentador ha felicitado a los que se quedan y también —y aquí viene el quid de la cuestión—, ha justificado a los que se van:

Así, poniendo como excusa "la pésima gestión del dinero público" ha justificado que los empresarios se vayan del país en busca de beneficios fiscales obviando que son los impuestos los que sustentan el estado del bienestar del que disfrutamos. Lo que ha logrado Dani Mateo en Twitter ha sido paradójico: la derecha que lo había criticado por su desafortunado sketch aplaudía su liberalismo y la izquierda que lo había defendido cargaba ahora contra él.

¿El resultado? Su nombre ha permanecido en la lista de tendencias durante casi toda la jornada de este jueves:

No era la primera vez que Mateo se refería al tema. Además de haberlo abordado desde el humor en su sección de El Intermedio, hace justamente una semana parecía que abogaba por lo contrario en Twitter, cuando empezó recordando que con los impuestos se pagaba la sanidad. Después, eso sí, aclaró que El Rubius le cae genial y que respeta su decisión, para terminar diciendo que "la única solución sería gestionar de forma impecable y transparente los impuestos". Más de lo mismo:

De todas formas, después de que la se lió en Twitter, Mateo ha salido a aclarar que se había explicado mal y que sentía "el malentendido". Que defendía que se paguen impuestos, "pero me gustaría que se gestionaran de manera ejemplar para que nadie pudiera usar eso como excusa":

Como colofón, no sabemos si para sacarle hierro al asunto o para confirmar que lo único que busca cuando habla en serio es la polémica que lo eleve al trending topic, el presentador ha escrito este tuit:

Guardemos estos mensajes por si en un futuro, no muy lejano, Mateo decidiese cruzar los Pirineos. Tampoco nos extrañaría.