Presumir siempre ha dado pereza. Sobre todo, a las personas que, por un motivo u otro, no pueden presumir nunca de nada. No obstante, la humildad siempre ha sido una buena compañera de viaje, máximo en un año como este en el que la ostentación debería de estar prohibida por ley. Sin embargo, como no lo está, algunos de esos que no han tenido problemas este 2020 aprovechan para mostrarle al mundo lo afortunados que han sido mientras todo se hundía.

Noticias relacionadas

Esa máxima es un poco la que nos transmiten en su vídeo Nuria Pajares y su hija. Ambas se dedican al noble arte de poblar TikTok con vídeos de su estresante día a día como una familia acomodada. Hemos de reconocer que no teníamos el placer de conocerlas hasta que una de sus creaciones aterrizó en el rincón del odio que es Twitter.

En el vídeo aparecen las dos ante un par de cajas de regalo. La madre explica que en una está el móvil que su hija María había pedido, pero que la cosa no era tan fácil porque tendría la extrema dificultad de elegir entre ambos regalos. La chica escoge uno y acierta con el smartphone, pero la sorpresa llega cuando descubren lo que guardaba la otra opción:

@nuriapajares

POR FIN.....mi hija consiguió su móvil pero creo que hubiese preferido lo otro...😂😂😂 @meryyrodriguezz2 ##fyp ##viral ##parati ##madreehija

♬ sonido original - nuria pajares

Si ya en TikTok el vídeo ha resultado polémico, su llegada a Twitter ha sido apoteósica. Algunos dirán que por envidia, otros que por convicciones; pero lo cierto es que se han ensañado con ambas con miles de comentarios como estos: