Wallapop, además de ser una plataforma de compra y venta, es un filón de situaciones hilarantes fruto de las interacciones de sus usuarios. La última que se ha hecho viral entra directamente al podio de las mejores con las que hemos tenido el placer de reírnos en este tiempo. ¿El motivo? La épica metedura de pata del comprador una vez que tuvo el producto en sus manos. 

Noticias relacionadas

Fue el vendedor quien compartió en Twitter una captura de pantalla de la conversación que mantuvieron ambos por WhatsApp. Primero se pueden leer los típicos mensajes para concertar la cita y llevar a cabo el intercambio, pero lo sorprendente es lo que ocurre después. El tuitero se lo tomaba con humor y anunciaba "si crees que has tenido un mal día, te invito a ver la cagada que acaba de hacer este señor comprándome un artículo".

El vergonzoso mensaje que el comprador estaría queriendo mandar a un conocido, decía: "Ya lo tengo, era un chaval joven y bujarra". Para las personas que no estén familiarizadas con el término, bujarra o bujarrón es una forma peyorativa de referirse a los homosexuales. El chico podría haberle dicho que se había equivocado, pero prefirió darle las gracias irónicamente y soltar una carcajada:

Aunque al principio el comprador intentó camelar diciendo que "era broma", enseguida reconoció su falta de respeto: "Perdóname, te pido disculpas. Lo he hecho con las prisas y ha sido un comentario desafortunado. Lo siento", algo que al menos le honra. Por su parte, el chaval, prefiriró tomárselo con humor...

...aunque también añadió una reflexión más seria y necesaria sobre el tema:

¿Llegará el día en el que la condición sexual de cada uno deje de ser relevante para hacer una descripción?