El vídeo de la irrupción de la Policía en el piso de un vecino de Valencia que iba hasta arriba de drogas se ha popularizado en las redes sociales. Se trata de un fragmento del programa En el punto de mira que emite Cuatro y que el pasado 11 de noviembre estuvo dedicado a las fiestas ilegales en tiempos de pandemia. Sus reporteros se infiltraban en varias para mostrar lo que ocurría en su interior.

Noticias relacionadas

Uno de ellos acompañó durante la noche a la Policía Local de la ciudad del Turia y acudió a varios puntos, pero la visita más surrealista se emitió casi al final del programa, que puede verse completo aquí. Acudían hasta la vivienda porque los vecinos habían denunciado que su propietario tenía la música alta y él, ya al abrir la puerta, no tuvo problema en reconocerlo y pedir disculpas, no sin antes saludar con sorna: "Buenas noches, caballeros".

El vecino tampoco tardó en decirles a los agentes que se había tomado "una bolita de cristal y me he metido dos rayas de farlopa", por eso "no te puedo dar el carné porque no sé ni dónde está. Llevo una castaña que flipas", admite. Ante tal confesión, los agentes se preocupan por su estado: "Pero, ¿está usted bien?".

"Estáis invitados"

El hombre, sorprendido por la pregunta, contesta: "¿Yo? De puta madre". Continúa explicando que "estoy solo, estoy con mi colega. Ella está mejor que yo. Si queréis pasar, estáis invitados. ¿Cuántos sois?". Sus delirantes explicaciones siguen cuando el reportero se identifica y el contesta que "soy rebelde porque el mundo me ha hecho así" parafraseando a la gran Jeanette:

El fragmento que se ha popularizado en Twitter sobrepasa el millón de reproducciones y ha suscitado miles de reacciones entre los usuarios de la red social.