El lunes llegaba la noticia más esperada de los últimos meses: la farmacéutica Pfizer anunciaba una efectividad del 90% en su vacuna contra la Covid-19 que desarollan conjutamente con la biotecnológica BioNTech. El éxito en el primer análisis intermedio del estudio de fase tres ha desatado la euforia de los mercados y, por supuesto, de la sociedad en general que sin querer echar las campanas al vuelo vislumbra tímidamente la luz al final del túnel.

Noticias relacionadas

"Hoy es un gran día para la humanidad. El primer conjunto de resultados de nuestro ensayo de fase 3 de la vacuna Covid-19 proporciona evidencia inicial de la capacidad de nuestra vacuna", anunció el presidente y director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, a través de un comunicado que ha dado la vuelta al mundo en cuestión de minutos.

Lo cierto es que la vacuna ha protagonizado el monotema de la jornada y la práctica totalidad de los políticos han querido mostrar su parecer a través de las redes sociales. Uno de ellos ha sido el portavoz de Unidad Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, que ha calificado el hallazgo científico como una "esperanzadora noticia".

Recado a la ultraderecha

Parecía difícil que un tuit sobre este tema provocase tal polémica, pero Echenique se ha superado. Y es que no solamente ha apelado a no olvidarse de "que nos salvó la responsabilidad individual, la sanidad pública y universal, y la ciencia", sino que ha sido capaz de meter en la ecuación a "la (ultra)derecha" que "pedía privilegios fiscales, recortes y libertad para contagiar":

El mensaje de Echenique ha sentado como un tiro a los tuiteros, que no se han cortado un pelo a la hora de lanzarle una retahíla de zascas para enmarcar. ¿Lo más repetido? Que Pfizer es una empresa privada, así que el tanto se lo está ganando un estandarte de ese capitalismo que tan poco gusta a los de Unidas Podemos: