"¿Qué hemos hecho para merecer esto?". Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que la práctica totalidad de la humanidad ha pronunciado esta frase al menos una vez durante este 2020. Nadie sabe qué ha podido ocurrir para que estemos viviendo una sucesión de acontecimientos tan tremendos como los de estos últimos meses. Y es que, además de la pandemia (que no es poco), también están ocurriendo muchas otras cosas extrañas y peligrosas.

Noticias relacionadas

Los grandes incendios en Australia y Chernóbil, la alerta por el avispón gigante asiático, el vertido de combustible en el Círculo Polar Ártico, la explosión en Beirut y hasta una plaga de langostas en África son solo algunos de los regalos de estos meses. Este 2020 es lo más parecido al apocalipsis que recordamos y no dejamos de preguntarnos cómo empezó todo esto y por qué a nosotros. 

El cantante José Manuel Soto parece haber dado con el quid de la cuestión. La inspiración le llegó hace un par de días, cuando el mundo se paralizaba por enésima vez después de conocer que los científicos habían captado una onda gravitacional con la que no contaban. Se trata de la más potente que se había registrado hasta el momento y podría deberse por la fusión de dos agujeros negros con masas de 85 y 66 veces la masa del sol.

La teoría de Soto

Para Soto, genio y figura, las explicaciones científicas carecen de valor ante un hecho que vendría a explicar la mala suerte que acompaña a la humanidad este 2020: la exhumación de Franco. El cantante cree que desde ese momento la maldición se apoderó del mundo, por eso pide en su cuenta de Twitter que lo devuelvan al Valle de los Caídos para que todo vuelva a la normalidad:

Cuesta no imaginarse a José Manuel Soto como si fuera una suerte de agente del Ministerio del Tiempo retrocediendo a los meses en los que se fraguó la decisión sobre los restos de Franco para tratar de evitarlo y salvar al mundo del coronavirus. Por el momento, sin saber si la serie continuará con una nueva temporada, al menos los seguidores del cantante sí mostraron su conformidad con la hilarante teoría: