Unas 5.300 personas se congregaron esta semana en la Real Plaza del Puerto de Santa María, en Cádiz, para celebrar su 140 aniversario con una corrida donde se impusieron Morante y Aguado. El contexto sanitario solamente permite la entrada de la mitad del aforo, pero lo cierto es que las fotografías que han trascendido de la fiesta trasladan la imagen de un público en el que no se respetan las distancias de seguridad.

Noticias relacionadas

Las imágenes fueron muy criticadas en las redes sociales y una de las víctimas que se ha visto en mitad del fuego cruzado ha sido la diputada del PP en el Parlamento Europeo, Isabel Benjumea, que publicaba una fotografía en Twitter escribiendo que era "una alegría poder volver a los toros", en alusión al parón obligado por la pandemia.

La popular acompañaba la instantánea con unos versos: "Darle a cada cual lo suyo no es tener que darle todo. Al hombre, lo que es del hombre. Al toro, lo que es del toro". Se trata de los versos del poema de José Bergamín, Al Toro.

Además de los comentarios de los antitaurinos que siempre están al quite en este tipo de publicaciones, el tuit de la diputada echó más leña al fuego en el presente contexto sanitario. Fueron muchos los tuiteros que han mostrado su enfado porque esté permitida la asistencia de tanta gente a un evento taurino y, a la vez, esté muy limitada en otro tipo de actos: