La campaña de acoso a la periodista Laura Álvarez demuestra que los tentáculos del machismo llegan hasta los rincones más ridículos de las redes sociales. "Ánimo Laura" ha sido la tendencia condescendiente y burlesca que ha permanecido durante varias horas en lo más alto del podio del trending topic el pasado 23 de junio para regocijo de los tuiteros machistas.

Noticias relacionadas

El aluvión de burlas se desencadenó con la publicación de una fotografía en la que Álvarez comentaba que había ido a tomar algo con su novio, que habían pedido una cerveza y un zumo, y que a él le pusieron la bebida alcohólica por defecto, un pequeño gran detalle que está tipificado como micromachismo por el feminismo:

La periodista no se podía imaginar la que se le venía encima con su tuit no solo durante ese día, sino también al día siguiente, cuando continuaba el asedio:

Menos mal que algunas personas salieron en su defensa:

Porque, incluso, los más graciosos hicieron leña con el tema del zumo:

Procurando mantenerse al margen del bombardeo, Álvarez decidió condensar en un solo tuit su respuesta con la que quiso zanjar toda la polémica:

[Más información: Del plagio de Podemos al 'trabuco' del PSOE: las campañas electorales más locas de los últimos años]