El periodista Antonio Maestre continúa intentando ser el azote de la derecha desde su cuenta de Twitter, pero el resultado parece no acompañarle lo suficiente. Del rifirrafe que mantuvo con Iván Espinosa de los Monteros hace un par de semanas salió escaldado y ahora, queriendo cuestionar la gestión del Ayuntamiento de Madrid en el mantenimiento del monumento a las víctimas del coronavirus, ha corrido la misma suerte.

Noticias relacionadas

Y es que el alcalde madrileño, José Luis Martínez Almeida, ha aparecido por sorpresa para propinar un par de zascas a Maestre que pasarán a engrosar su currículum como uno de los personajes que más se han crecido durante la crisis sanitaria. No en vano, el regidor ha pasado de ser el blanco de las mofas a acaparar aplausos.

En esta ocasión, Maestre se dirigía en Twitter a Pablo Casado para darle un "curso rápido de ética y estética" empleando dos fotografías del entorno del monumento para deslizar que "está en ruinas un mes después" de la visita del dirigente popular para rendir homenaje a los fallecidos en la pandemia:

Casado no contestó, pero Almeida lo hizo por él y por todos sus compañeros. Empleando el mismo juego de palabras que Maestre, explicó el motivo de las obras y aclaró que la fotografía es antigua, dándole la puntilla al periodista por no "corroborar la información":

A Maestre no le quedó más remedio que reconocer que la fotografía era del 13 de junio, diez días antes de su publicación, aunque lejos de disculparse siguió cargando contra Almeida:

Pero el alcalde insistía con lo mismo: el consejo para que Maestre cuidase sus informaciones y no propagase noticias falsas.

No obstante, Maestre no se daba por vencido y quiso tener la última palabra en este enriquecedor intercambio de opiniones:

A pesar del intento de Maestre por tener la última palabra, el pueblo ya había hablado y sentenciado al periodista:

[Más información: El gaitero que ha desmontado un bulo de Vox sobre la buena acogida de Abascal en Galicia]