Arturo Pérez-Reverte todavía no acaba de asimilar el contenido de la carta que le ha mandado la directora del Instituto de la Mujer y exresponsable del área de Igualdad de Podemos en Madrid, Beatriz Gimeno, a una empresa privada para señalar que sus productos son "sexistas". El escritor había tuiteado una primera vez la fotografía de la misiva, pero decidió borrarla porque albergaba dudas sobre su veracidad aunque ya había sido noticia en su momento.

Noticias relacionadas

Pero lo cierto es que las "dudas razonables" de Reverte se disiparon pronto y volvió a compatirla con sus seguidores. En la misiva, enviada al responsable de la compañía a finales del mes de mayo, Gimeno explicaba la función del Observatorio de la Imagen de las Mujeres dependiente del Instituto que preside y, a su vez, del Ministerio de Igualdad. Se trata de un organismo que analiza el sexismo en contenidos publicitarios y traslada quejas ciudadanas a empresas o instituciones.

En esta ocasión, el problema residía en "una queja recibida en el Observatorio de la venta por su compañía de modelos de placas de puertas para habitaciones infantiles en las que se ofrecen versiones diferenciadas en función de si son para niñas o niños". En el producto, continúa Gimeno, se adjudican piratas o héroes a los niños y princesas a las niñas.

Se trata, según la directora, de una asignación de roles que "contribuye a fortalecer los estereotipos de género, vinculando a las niñas con el papel tradicional de princesas de cuentos y a los niños con roles vinculados a la acción, como los personajes de acción o súper héroes":

Aunque ha habido voces que han criticado a Reverte por cuestionar el contenido de la carta, lo cierto es que la mayoría de sus seguidores se han sumado a las críticas:

Conviene recordar que el Observatorio de la Mujer no tiene capacidad para sancionar y únicamente se limita a analizar y asesorar, así como a enviar recomendaciones. Es por eso por lo que Gimeno acaba pidiendo a la compañía en su carta "que tengan en cuenta estas observaciones en el diseño de sus productos en general, pero muy especialmente en aquellos dirigidos al público infantil" con el objetivo de "avanzar hacia una sociedad más igualitaria para hombres y mujeres".

[Más información: La decepción de José Manuel Soto con la "deriva totalitaria" de la política española]