Días intensos en las calles de Madrid con las manifestaciones que se han extendido a otros puntos de España. Las caceroladas contra el Gobierno que empezaron en el barrio de Salamanca han vuelto a dividir a la opinión pública entre aquellos que aplauden las protestas y los que ven una temeridad llevarlas a cabo en este momento. Además, el componente de clase ha echado más leña al fuego, porque para los críticos no solo son imprudentes, sino también "pijos" y "fachas".

Noticias relacionadas

Entre el sinfín de críticas que se han derramado en las redes sociales, esta vez toca centrarse en la que ha publicado el escritor, influencer y activista feminista y LGTBi, Roy Galán, que ha recibido la inesperada réplica de la persona a la que decidió señalar en su publicación. El articulista de origen gallego, que concurrió a las elecciones municipales de 2019 en la lista de Manuela Carmena por Más Madrid, usó la foto de un joven anónimo con la bandera de España durante las protestas.

En su escrito, que no tardó en hacerse viral como suele ocurrir con la mayoría de sus publicaciones, señalaba a las personas que se manifestaban en el barrio madrileño asegurando que "son las mimas que llevan dos meses llamándole sepulturero por no haberles encerrado antes" y advirtiendo que tampoco llamaban dictador a Franco, pero sí a Pedro Sánchez.

"Solo les importan sus vidas"

Galán sigue con su descripción incidiendo en que "jamás se han manifestado para defender la libertad de los demás", afirmando que "estuvieron intentando impedir el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo" y señalando que "reclaman la expulsión inmediata de las personas migrantes, pero son las primeras que tienen a una mujer migrante limpiando por una miseria sus casas de dos millones de euros".

Estos y otros argumentos en la misma línea se incluyen en el texto de Galán, donde finalmente sentenciaba diciendo que "a mí me da vergüenza ver a bandera del país en el que vivo en manos de estas personas que siempre se apropian de la idea de España":

Tres días después de la publicación de Galán, el joven de la fotografía que usó para echar su parrafada quiso contestarle en la red social, empezando por retarle "a ver si eres igual de valiente para injuriar y acusar que para publicar mi respuesta o acaso contestarme". Ya les adelantamos que ni una cosa ni la otra.

"Sectarismo de la izquierda radical"

El joven, que se hace llamar "Banderas y cacerolas" en Instagram, explica que sale a protestar a la calle todos los días porque "el Gobierno no nos ha dado otra opción" y "ha censurado cualquier forma de protesta, utilizando a la Policía y a la Guardia Civil para ello". Sus acusaciones no se quedan ahí y asevera que "cuando hay represión es lo que ocurre: cuanto más aprietas en puño, más se escapa el agua por donde puede".

En su publicación adjunta ocho imágenes en las que se divide el comunicado que ha escrito contra Roy Galán. Le afea que dé por hecho que por "vivir en el barrio de Salamanca o llevar una bandera de España o si acaso ser ricos — quienes lo fueran, no es mi caso—, somos todos un atajo de fascistas, franquistas, homófobos, racistas, machistas, explotadores, xenófobos" y cree que lo hace por el "clasismo, el odio, el rencor y el sectarismo típico y característico de la izquierda radical".

"La izquierda se dice tolerante pero no tolera a nadie que no piense como ella", continúa, añadiendo que "habláis de libertad, pero solo la queréis para vosotros y vuestras ideas porque estáis imbuidos de esa superioridad moral". Además, enumera a un buen puñado de políticos socialistas que asegura que viven en el barrio, como Felipe González, José Bono o Margarita Robles, entre otros.

El joven del barrio de Salamanca asegura también que Roy Galán lo bloqueó después de su publicación porque "los cobardes lo son hasta el final" y avanza que ha denunciado la fotografía en Instagram.

[Más información: De la independencia catalana a las casas en la luna: las profecías sobre el 2020 que han fallado]