Ya hacía tiempo que José Manuel Soto no protagonizaba ninguna polémica que lo trajese de vuelta por La Jungla, pero sabíamos que el debate sobre el pin parental era un melón que el cantante no se iba a negar a abrir. Y es que desde que supo que Unidas Podemos iba a entrar en el Gobierno, el hombre no sale de su indignación continua. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, este lunes llegó la gota que colmó el vaso y Soto dio un puñetazo en la mesa en forma de tuits. Comenzó hablando sobre el colectivo LGTBi que, según él, "en realidad es un lobby con gran influencia, goza de todos los derechos y libertades para vivir su sexualidad como quiera. El problema surge cuando intentan inculcar sus ideas a niños cuyos padres tienen también derecho a elegir su educación y controlar contenidos".

Pero no se quedó a gusto y siguió explayándose en un segundo tuit, donde ya se refirió más concretamente al veto parental propuesto por Vox, partido del que no oculta que es simpatizante. Las palabras del cantante suenan ahora especialmente delirantes, al referirse a las "clases de masturbación grupal" que cree que se impartirán en las escuelas y su reciente consideración con los pequeños de fe musulmana:

No obstante, Soto quiso dar pruebas de que no se inventaba nada y enlazó un artículo que hacía referencia a la polémica que se registró en febrero de 2018 en la localidad malagueña de Torremolinos, donde un colectivo llamado Apoyo Positivo organizó unos talleres sobre masturbación con respaldo económico de la Junta de Andalucía

Lo que pasa es que para los tuiteros poco o nada tiene que ver eso con el supuesto adoctrinamiento en las escuelas y las críticas al andaluz llegaron como un torrente:

[Más información: ¿Cuánto te pareces a José Manuel Soto? Descúbrelo en nuestro test]