Brad Pitt cumple 56 años en un momento de madurez profesional y personal que solo pueden dar las experiencias agridulces. Recientemente revelaba en The New York Times cómo los años de fama en los noventa como irresistible galán le empujaron al alcoholismo; ahora, superada la tormentosa separación con Angelina Jolie, encara una de las mejores etapas de su carrera con Érase una vez en Hollywood y Ad Astra.

Noticias relacionadas

Pablo Iglesias también ha tenido su ración de experiencias vitales contrapuestas: los años de fama como voz de los indignados al calor del 15-M le empujaron a una megalomanía que terminó con la disgregación de los líderes de Podemos; ahora, superada su tormentosa separación con Íñigo Errejón, encara una de las mejores etapas de su carrera con la vicepresidencia social que le ha prometido Pedro Sánchez.

Al líder de Unidas Podemos, reconocido cinéfilo, no se le escapan los parecidos con el actor estadounidense. Así que mientras espera a que las negociaciones entre el PSOE y ERC diriman si finalmente se sienta en el Consejo de Ministros, Iglesias ha tenido tiempo de felicitar a Pitt con un curioso mensaje, abierto a interpretaciones: "Lo malo de ser tan guapo es que algunos se olvidan de lo buen actor que eres. Felicidades Brad Pitt". A continuación, el hashtag: #EnvidiaCochinaLaMía.

Lo cierto es que, de no haberse descolgado con la felicitación de cumpleaños al final, cualquiera diría que Iglesias estaba reflexionando en voz alta sobre los problemas que atañen al ejercicio de la política con un atractivo como el suyo.

¿Necesitaba quizás Iglesias un empujoncito de autoestima por parte de sus seguidores? Porque aunque algunos lo miren como mucho amor, siempre está el que viene a romper el encanto...

Lo cierto es que la comparativa entre ambos viene de lejos, como consagrados iconos de la melena masculina...

... y dos hombres, como decíamos, que saben lo que es haber amado y haber perdido...

... tan destinados el uno al otro que incluso Iglesias tuvo que 'desmentir' que su relación hubiese ido a mayores, merced a uno de los "vídeos manipulados" de El Intermedio.

O quizás estemos completamente equivocados y esta sorprendente felicitación en medio de la mayor incertidumbre política de los últimos años sea una jugada maestra con la vista puesta en el poder.

En honor a la verdad, no hay constancia de que Pedro Sánchez le dedicase mucho tiempo a Brad Pitt antes de convertirse en líder del PSOE. Él era más de Bob Esponja.