Las primeras generaciones que han forjado sus años de enseñanza usando a diario las redes sociales ya ha llegado a la universidad y, a lo mejor, ahora empezamos a darnos cuenta de la importancia de formar a nuestros estudiantes para que sean todavía más críticos con toda la información que les llega en las diversas plataformas.

Noticias relacionadas

La proliferación de noticias falsas, la tendencia de radicalización de posturas, la falta de debate constructivo, la polarización de las posturas y la fobia por la equidistancia son el pan nuestro de cada día en lugares como Twitter, que refleja lo peor y lo mejor de nosotros mismos y supone al mismo tiempo una gran influencia para los individuos que están construyendo su personalidad.

La reflexión de Marcos Criado, un profesor universitario de Derecho Constitucional, nos ayuda a hacernos una idea de cómo piensan los jóvenes universitarios. El relato sobre la práctica que les ha puesto a los alumnos de primero de carrera se ha hecho viral y más de 9.600 usuarios lo han compartido en Twitter:

A sabiendas de que el arma más efectiva para combatir estos extremos es la propia educación, muchos tuiteros le han propuesto al profesor varias experiencias pedagógicas para trabajar con los alumnos su capacidad crítica:

Aunque tampoco ha faltado la teoría hilarante, tan propia de Twitter:

[Más información: La denuncia de una traductora sobre las clases de 'Science' en los colegios bilingües]