El próximo martes se disolverán el Congreso y el Senado para zambullirnos de lleno en la precampaña electoral con vistas a los comicios del próximo 10 de noviembre. Todos los parlamentarios que no forman parte de la Diputación Permanente de cada una de las cámaras dejarán de cobrar su sueldo mensual teniendo derecho a una "indemnización de transición".

Noticias relacionadas

Esta asignación tiene que solicitarse expresamente y es incompatible con cualquier otro ingreso, público o privado. Consta de un solo pago, tributa a Hacienda y se otorga para compensar la falta eventual de ingresos de los parlamentarios desde que se disuelven las cortes hasta el día de las elecciones. La cuantía varía dependiendo del tiempo hasta un máximo de 46 días, el período entre legislaturas.

La indemnización máxima que puede percibir un diputado es de unos 4.500 euros y se calcula en proporción al sueldo base, que actualmente está fijado en los 2.972,94 euros, sumado a los distintos complementos que estén recibiendo por sus funciones. Solamente 213 diputados pueden solicitarla porque los otros 137 seguirán cobrando su sueldo íntegro como titulares o suplentes de la citada Diputación Permanente.

"Que sus señorías piensen en los ciudadanos"

Pues bien, en el contexto de hartazgo político en el que nos encontramos, semeja que a los ciudadanos no les parece del todo bien que cerca de un millón de euros -en el peor de los casos- de las arcas públicas vaya a parar al bolsillo de los diputados y están apoyando masivamente una petición de Change.org que insta al propio Congreso y a los líderes de los cuatro partidos más votados a que los parlamentarios no cobren sus indemnizaciones:

Más de 400.000 personas ya han firmado la petición bajo el lema Si no curras, no cobras. Entre los argumentos que se exponen, los impulsores de la campaña instan a la ciudadanía a pedirle a los diputados que "por una vez piensen en los ciudadanos y no soliciten la llamada indemnización de transición" porque "ya se han reído de nosotros suficiente".

Aseguran que cuando se disolvió la Cámara para las elecciones del pasado mes de abril, un total de 216 diputados pidieron su indemnización y la cobraron, y solo cinco "tuvieron la decencia de renunciar a ese dinero": "Está en tu mano que esto se repita de nuevo", inciden. Además, sostienen que "tú y yo tenemos que ponernos de acuerdo diariamente en muchas cosas con gente muy diversa, pero los políticos no pueden ni sentarse a hablar".

Los firmantes de la petición han compartido su firma en las redes sociales y el hashtag #NoCurrasNoCobras se ha popularizado en Twitter:

[Más información: Los 'Juegos del Hambre' del exconcejal Zapata para solucionar el lío del Gobierno]