Rafael, Agustín y Verónica no se imaginaban que la fotografía de su orla iba a estar en boca de media España. Un total de 15 profesores preceden a los tres alumnos en una inusual composición visual, en la que habitualmente el alumnado multiplica al profesorado. Esta tradicional imagen que queda para la posteridad cuando uno finaliza sus estudios universitarios se ha hecho viral después de llamar la atención en las redes sociales.

Noticias relacionadas

Rafael Hormigo, Agustín Téllez y Verónica Vigaray son los únicos tres graduados de Ingeniería de Computadores por la Universidad de Málaga (UMA). Su imagen en soledad ha provocado que los medios de comunicación de todo el país se empeñen en rebautizar su carrera como "la más difícil de España" pero, sin embargo, todo tiene una explicación más sencilla de lo que parece. 

Las estadísticas no mienten y sí es cierto que algunas de las asignaturas con más porcentajes de suspenso o no presentados las aglutina este grado. De hecho, Métodos Estadísticos para la Computación, que se cursa en primer curso, registró un 95,7% de suspensos en el curso 2017-2018 según los datos facilitados por la propia universidad. Es decir, de 93 alumnos matriculados, solamente aprobaron cuatro. No es la única materia que desmotiva a los de primero, Cálculo para la Computación, Estructuras Algebraicas para la Computación y Matemática Discreta cuenta con menos de un 20% de aprobados.

Un plan de estudio diferente

No obstante, aunque la dificultad del grado parece evidente, no lo es más que en otros lugares de España. Lo que ocurre es que, en otras universidades, Ingeniería de Computadores no está contemplada como una carrera en sí, sino como una rama de especialidad de Ingeniería Informática. Es decir, mientras en las facultades de Informática compartes materias comunes y después se eligen unas optativas en función de la especialización deseada a partir de tercero o cuarto curso, en Málaga tienen varios grados. 

Así, por ejemplo, en su Escuela Técnica Superior se puede cursar el Grado en Ingeniería Informática, el Grado en Ingeniería de Software, el Grado en Ingeniería de Computadores, el Grado en Ingeniería de la Salud y un doble grado de Informática y Matemáticas. Pero, si nos vamos a otros lugares de España, la especialidad correspondiente no cuenta con muchos más graduados:

Orla de la especialidad en Ingeniería de Computadores en la UDC

José Pablo Galego es graduado en Derecho y está a punto de finalizar el grado de Ingeniería Informática, en la rama de Computación, de la Universidad de A Coruña. Explica a EL ESPAÑOL que "nosotros compartimos prácticamente todas las materias básicas y, después, escogemos especialidades a partir del segundo cuatrimestre de Tercero o el primero de Cuarto. Lo que pasa en Málaga es que, en vez de este sistema, tienen grados diferenciados para cada especialidad".

"En la rama de Ingeniería de Computadores son pocos, sí. No es que sea dificilísima en comparación con otras, es que la gente que se mete en Informática lo hace pensando en que no va a hacer hardware porque, de lo contrario, se habrían metido en Electrónica. No tiene mucho sentido, en mi opinión", observa. Añade Galego que, al hilo de la viralidad de la orla de la UMA, le parece un tanto exagerado el sobrenombre de "la carrera más difícil de España" porque, asegura, "no es de las más fáciles, pero hay otras tan complicadas o más que esa".

[Más información: Estas son las carreras con mayor (y menor) tasa de empleo y paro)].