No ha habido concentración ni manifestación por el 8-M que no haya contado con, al menos, uno de los carteles que han diseñado desde School of Feminism, una plataforma sin ánimo de lucro que pretende acerca el feminismo a la sociedad desde la educación y la comunicación. Lanzaron algunas de sus coloridas consignas a través de las redes sociales y están impresionadas con el resultado. 

Noticias relacionadas

La idea es mostrar el agradecimiento a las feministas por cuestiones tan diversas como el derecho al aborto, a estudiar o a votar. Patricia Luján, una de las integrantes del colectivo con base en Barcelona, explica a EL ESPAÑOL que "hay mucho que agradecer al feminismo. Desde poder votar a poder llevar unos pantalones. Son cosas obvias que no nos planteamos en el día a día y, por eso, el mensaje simple y claro ha calado tanto". 

No obstante, incide Patricia, "no hay que olvidar que aun hay muchos derechos por conseguir para alcanzar la igualdad real de todas las mujeres en todo el mundo. Hay que tomar conciencia y exigir una educación feminista para todos". Este es uno de los motivos por los que han secundado la "necesaria y obligatoria" huelga feminista: "El mundo está pidiendo a gritos un cambio social".

Un éxito inesperado

A través de las redes lanzaron hace días un enlace de descarga con los carteles desde su página web, animando a las mujeres a imprimirlos y llevarlos con ellas en las manifestaciones de estos días. "Creamos Thank a feminist, un proyecto que combina la divulgación de los logros de las feministas con una herramienta de comunicación para celebrar y compartir en redes mensajes que recuerdan lo mucho que se ha logrado y lo mucho que aun queda", explica Patricia. 

Su objetivo de lograr que el mensaje llegue "a muchas más personas de una manera sencilla, clara y directa" parece que está más que conseguido. "No esperábamos nada porque no habíamos presentado School of Feminism, y, por tanto, no teníamos una comunidad con la que compartir en las redes. Lanzamos unas primeras imágenes en nuestros perfiles personales y se empezaron a compartir rápidamente", cuenta.

A día de hoy el Instagram oficial de la plataforma cuenta con más de 9.000 seguidores. "Es impresionante. Nos están llegando mensajes de muchas partes del mundo: México, Francia, Italia, Chile, Polonia, Rusia... dándonos las gracias y pidiendo los pósters en diferentes idiomas", asegura, añadiendo que se están "creando conversaciones sobre feminismo y eso está muy bien porque aun hay personas que no entienden que, como decía Angela Davis, es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas". 

Una idea surgida de 'La Manada'

Explica Patricia que el proyecto surgió a raíz de la "rabia e indignación" que produjo el juicio a La Manada: "Eso hizo que pensara que tenía que hacer algún proyecto para que no hubiera más manadas. Quería hacer algo para que los niños, niños varones de primaria, supieran todo lo que no tenían que hacer".

Continúa remarcando que "hay que educar a los niños varones para que no acosen, no violen y no maten. Tenemos que educar en valores, en emociones y en respeto". Patricia relata que se fue dando cuenta de que "una vez que explicas de forma sencilla qué es el feminismo, no hay personal normal que te pueda decir que no quiere la igualdad entre mujeres y hombres". 

[Más información: 'Ahora todo es machista': las 15 frases que más escucharás este 8-M]