El pasado mes de noviembre, en plena campaña electoral de las elecciones andaluzas, el por entonces candidato popular y hoy presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, protagonizó una de las escenas más surrealistas y bucólicas de cuantas se sucedieron en la carrera hacia las urnas. En mitad de su visita a una explotación ganadera en la comarca cordobesa de Los Pedroches, el político se acercó a una vaca para susurrarle al oído, al más puro estilo Robert Redford versión cañí, una desconcertante pregunta: "¿Tú vas a votar al PP o no? Dí que sí, hombre"

La imagen, que ya forma parte de la memoria colectiva, ha sentado cátedra entre los populares y este viernes, el presidente del PP, Pablo Casado, ha querido dar el pistoletazo de salida a su precampaña como candidato a la Presidencia del país rodeado de reses en una granja de Las Navas del Marqués, en Ávila. Lo cierto es que él no ha optado por formularles ninguna pregunta, pero sí ha accedido a retratarse acariciando un ternero y a pronunciar su discurso con las vacas pastando como telón de fondo. 

Las fotografías de su jornada vacuna no han tardado ni un minuto en llegar a Twitter reconvertidas en memes:

Los tuiteros tampoco han querido olvidarse del precedente del éxito de Juanma Moreno:

Proponiendo, incluso, el mecanismo más acertado para aplacar un hipotético voto vacuno masivo al PP en los comicios del 28 de abril:

Al menos, en cuanto a memes se refiere, esta campaña promete. Después de las vacas, ¿qué será lo siguiente? Ya nos estamos frotando las manos. 

[Más información: El menú de McDonald's de Pablo Casado: España grande por un euro más]