Con temperaturas bajo cero se nos pueden ocurrir un montón de cosas para ocupar nuestros ratos libres y seguramente ninguna de ellas pase por enfundarnos en un traje de baño y salir a hacernos unas fotos en plena nevada. Sin embargo, en esto consiste, precisamente, la nueva moda viral que han puesto de moda las hermanas Kardashian y amenaza con extenderse al otro lado del Atlántico. 

Noticias relacionadas

Así, bajo la etiqueta #SnowBikini podemos darnos un paseo por los posados de cientos de mujeres (y algunos hombres) que han desafiado las adversidades de la climatología por un puñado de likes. Cuando todavía está coleando el #10YearsChallenge -uno de los retos virales más divertidos y menos peligroso de los últimos tiempos-, el panorama viral pasa por bikinis, nieve y un buen par de botas.

No existe ninguna pose determinada, de hecho muchas de las chicas se fotografían en bikini mientras realizan algún deporte como snow o esquí:

Después, los hay que no escatiman en decorado para reproducir una escena de playa en mitad de la nieve:

Y, también, los que se arrepintieron en el último momento y decidieron usar un doble:

La culpa es de las Kardashian

El origen del fenómeno, como suele ocurrir en este tipo de cosas, hay que buscarlo en la famosa de turno. En esta ocasión, dos de las hermanas Kardashian, Kendall Jenner y Kourtney. Ambas estuvieron el pasado mes de diciembre en una estación de esquí en Aspen, Colorado, y no dudaron a la hora de pasar frío para sacarse la foto perfecta. 

Después, otras modelos e influencers tomaron su ejemplo y comenzaron a alimentar el hashtag, que hoy tiene cerca de 600 publicaciones. La gran mayoría, de estadounidenses, todo hay que decirlo. El New York Post pudo contactar con alguna de las protagonistas para averiguar por qué habían decidido hacerlo. 

Una de ellas, Breanna, fotógrafa de 32 años, confiesa que para ella esto es una tradición que se repite cada invierno, solo que ahora "Instagram lo ha puesto de moda". "Me he estado sacando varias fotos como esta durante años", dijo, explicando que "las mujeres estamos hartas del invierno y nos cansamos de vestir ropas desaliñadas y de estar cubiertas de la cabeza a los pies". 

Otra de las valientes, es una periodista brasileña, Thaís Macena, de 27 años. Ella sí se unió a la moda cuando se hizo viral. "Me sorprendió porque fue la foto que más gustó de mi Instagram", reconoció. La joven se sacó la foto durante el viaje que hizo a Alexandria, en Virginia.

"Mi familia y mis amigos estaban muy impresionados, sobre todo porque en Brasil no tenemos nieve. Tuve que decirles que no se preocuparan, que no tenía frío". Por si no contamos con la capacidad de resistencia al frío de Thaís, será mejor que nos abriguemos bien, que todavía queda un buen trecho hasta la primavera.