Algunas personas no saben qué hacer para llamar la atención. Cualquier motivo puede servirles para montar un espectáculo en menos de lo que canta un gallo y llevarse el Oscar a la mejor interpretación. Este es el caso de la joven que acabó medio desnuda en el mostrador de un Dunkin' Donuts estadounidense.

El vídeo, publicado el pasado miércoles sin precisar en qué lugar se ha grabado, muestra a una chica haciendo su pedido con normalidad. Bueno, no del todo, el top que llevaba puesto ya le dejaba prácticamente al aire los pechos cada vez que subía los brazos. 

En un momento dado ella pide "especia de calabaza" con su café pero el camarero le dice que no tienen y le ofrece otras alternativas. Ella parece no tomárselo muy bien o, al fin, haber encontrado una excusa para hacer lo que estaba deseando: quedarse en pelotas tras quitarse unos pantalones desmontables. 

¿Capuchino o café con leche?

El hombre intenta seguir con su trabajo y tomárselo a broma, así que le pregunta si va a querer café con leche o capuchino; pero ella responde quitándose el pantalón y subiéndose en tanga a la barra:

No contenta con eso, al bajar comienza a saltar para aplaudir con sus nalgas. El camarero decide no hacerle mucho más caso y ella lo persigue a lo largo del mostrador. Lo cierto es que todo el mundo parece tomárselo bastante a coña, pero es inevitable preguntarse qué sucedería si fuese un hombre el que acabase en pelota picada para seducir o burlarse de una camarera. Poca risa seguro. 

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain