El publicista y presentador de televisión Risto Mejide se casó el pasado 20 de mayo con la modelo y youtuber   Laura Escanes. La pareja, que suele compartir en las redes sociales guiños a su relación a través del hashtag #toelrrato, publicó algunas píldoras del antes y después de la ceremonia en sus cuentas de Instagram. De la boda en sí, sin embargo, pocos detalles trascendieron porque la pareja había concedido la exclusiva de las imágenes a una conocida revista del corazón.

Noticias relacionadas

Una vez celebrada la boda, Mejide sí que quiso compartir públicamente los votos que dedicó, durante la ceremonia, a su "esposa". En un post compartido en el blog de su página web el publicista comienza diciendo: 

"Sí quiero que me manches las gafas cuando te enfadas / Sí quiero que me castigues sin móvil. Tú. A mí /Sí quiero ver cómo tu armario crece aún más rápido que tus followers, que ya es decir / Y cómo el mío se hace cada vez más pequeño, irrelevante y monocromo / Sí quiero abrazarte y que des esos saltitos de ilusión y rabia a la vez."

Su lista de votos (que puede leerse íntegramente aquí) concluye con esta declaración:

"Por todo eso me hace MUCHA gracia la pregunta de si quiero casarme contigo/ Porque el amor NUNCA pregunta / El amor llega y te responde lo que ni te habrías atrevido a plantear / Acaba con tus yo nunca, se carga tus yo jamás / Por eso, sí quiero pasar el resto de mi vida contigo / Porque no es que me sienta como en casa /Porque es que cariño, mi SITA, mi casa… eres tú". 

Las reacciones al texto de Risto Mejide no se han hecho esperar en las redes sociales. Una de las más populares ha sido la particular versión de los votos que ha hecho La Vecina Rubia, insigne tuitera y creadora de lemas varios en las redes sociales como el #MePrecipitoDeLaVida. A través de sus perfiles en redes sociales compartió un texto con "Los votos de Risto Mejide en versión rubia". Una parodia a la que han reaccionado en su página de Facebook  más de 24.000 personas y ha sido compartida por otras 2.300 en menos de 24 horas. 

En su lista, que puede encontrarse también en su cuenta de Instagram, La Vecina Rubia va reinterpretando, punto por punto, los votos de Risto tal y como los hubiera concebido ella (pelazo incluído): 

"Sí quiero que me manches las gafas de tinto de verano cuando se te sale por la nariz porque he dicho algo muy gracioso / Sí quiero que me castigues sin usar los filtros de Snapchat y no saber hacerme un selfie sin orejas y hociquitos. Tú. A mí / Sí quiero ver cómo mi pelazo crece aún más rápido que mi flequillo, que ya es decir / Sí quiero que me abraces y dar saltitos de ilusión casi tan alto como cuando vamos por la calle en verano y veo una cucaracha". 

Antes de publicar su versión, la tuitera ya había ironizado con algunas de las frases que firmaba Risto señalando que si alguien intentaba ganarse su amor "diciéndome que quiere ver cómo mi armario crece aún más que mis followers yo directamente me bajo de la vida". Eso sí, en su tradicional riestra de hashtags finales aprovecha para pedir a los protagonistas que no se enfaden porque la parodia, dice, "va con cariño". 

"Sí quiero aprender a quererte cada día un poquito mejor y aprender a decir mi teléfono de dos en dos porque sólo me lo sé de tres en tres / Sí quiero decirle al mundo que el amor no entiende de rubias, de morenos, de exclusivas ni de portadas, como tampoco le importan los megustas ni los followers".

Y concluye su alegato con una frase ya típica de la casa: "Claro que sí, guapi". 

Para ilustrar su texto La Vecina Rubia ha utilizado una imagen del photocall que pudo verse en el recinto de la boda y que recoge el lema que han hecho tan popular los novios: #toelrrato. Aquí, sin embargo, está tachado y corregido con un #toelrato, porque, tal y como la RAE confirmó a la tuitera después de una de sus consultas, "para representar el fonema /rr/ después de consonante, se usa la grafía simple <<r>>". 

El personaje de La Vecina Rubia fue, gracias a sus publicaciones en las redes sociales, finalista en los premios Bitácoras 2016 en las categorías de "Mejor tuiter@" y  "Premio especial del público". Sus análisis en clave de humor y sus ocurrencias varias -"ser rubia es un estado de ánimo", señala- son seguidas en su página de Facebook por más de 940.000 personas. Su cuenta en Twitter suma 127.000 seguidores y en Instagram sus followers ascienden a 345.000. Aunque ha concedido algunas entrevistas, se desconoce la identidad de la persona que gestiona el perfil.