La normalidad democrática con la que Podemos resolvió sus divisiones internas en la Asamblea Ciudadana celebrada el pasado fin de semana en Vistalegre tuvo un borrón en forma de un incidente denunciado en las redes sociales y que ahora investiga la Comisión de Garantías del partido según publica El Mundo. Una militante, Rosa Romero, ha denunciado a José Manuel Juzgado Feito, elegido representante de los círculos en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos en la misma Asamblea, por una agresión machista.

Noticias relacionadas

El incidente, confirmado por ambas partes en Facebook, ocurrió el sábado 11 de febrero en la proximidad de la zona designada como "colegio electoral" en el interior de la plaza. Romero estaba encargada por la organización de retirar la propaganda - "colocada de forma engañosa" según sus palabras - en el recinto, algo que la normativa de la Asamblea prohibía. Al quitar el cartel de Juzgado Feito, ex dirigente de CCOO que concurría por 'Podemos para todas', el proyecto de Pablo Iglesias, se produjo el hecho denunciado.

"Me agredió por la espalda tirándome del pelo y advirtiéndome con gritos que no tocara el cartel. Le expliqué que estaba cumpliendo mi obligación pero lejos de disculparse siguió increpándome" - cuenta el relato de la militante. En la versión del exsindicalista, publicada en la misma red social como respuesta, las octavillas habían sido colocadas por sus simpatizantes lejos de las mesas al "entender que ninguna norma ni reglamento lo prohibiera". Lo que se encontró, según él, fue a la "compañera Rosa" arrancándolos " con "furia y saña".

El candidato acudió entonces a pedir explicaciones. "Se volvió al oír mi voz y sorprendida por mi presencia, de manera ostensible y muy nerviosa, empezó a gritarme e insultarme llamándome machista varías veces y diciendo que la había tirado del pelo, cosa totalmente falsa", relata. Ambas versiones coinciden en que otras dos militantes intervinieron entonces: para confirmar que la agresión se había producido, según Romero, para insultarle y decirle que "estaban hartas de él" según Juzgado Feito.

Gabriel Laso, miembro de Podemos, acudió acompañado de vigilantes privados del evento. Fue entonces cuando se produjo la descalificación que según el relato de Romero da carácter de agresión machista al incidente. "José Manuel sin bajar su tono agresivo negaba lo que intentaba explicarles y solapándose con mi explicación gritaba que no me había tocado y que era mentira lo que contaba (...) Ante su reiterada negación de los hechos, Gabriel consiguió detener la discusión y las palabras del agresor dirigidas a Gabriel fueron a ti sí te hago caso, a ella no. Se dió la vuelta y se marchó".

Nuevamente las versiones difieren. Laso, al que Jurado Feito califica de "persona muy corpulenta e intimidatorio en sus formas", le espetó que ahí "mandaba él" y amenazó con expulsarle del recinto. El exsindicalista afirma que decidió disculparse y retirarse de lo que califica como "un incidente sin importancia". Romero, por su parte, rellenó un informe de incidencias como paso previo a la denuncia ante la Comisión de Garantías del partido.

Faltaba el tercer relato por entrar en escena, el de Laso, que subía en forma de comunicado a Twitter horas después de difundirse los dos precedentes. Confirmaba que Romero había actuado con procedencia al retirar la propaganda colocada contraviniendo la normativa. Sobre el incidente ocurrido a raíz, se reservaba una declaración "aséptica y objetiva"en caso de ser citado "en sede Judicial", aunque negaba haber amenazado a Juzgado Feito con expulsarle, ironizando sobre su calificación de "muy corpulento": "Le pido disculpas por medir 1,96 metros y pesar 110 kgs". No obstante, Laso borraba el comunicado en las horas siguientes.

La trama errejonista

Las divisiones en el seno de Podemos que han aflorado en ocasiones como intercambios verbales virulentos salpican también este triste incidente. "Tiene que ver con los conflictos internos habidos [sic] en Madrid" - acusa Juzgado Feito en su defensa. "Persiguen hacerme daño y que lo que no son capaces de conseguir en las urnas, conseguirlo a través de estos métodos".

"Pertenezco a un círculo donde teníamos como diputado enlace a Emilio Delgado que jugó un papel muy triste en un conflicto interno que tuvimos" - continúa explicando. El "conflicto" no es otro que la primera gran crisis del partido, la dimisión de Delgado como secretario de Organización del Consejo Autonómico entre fuertes críticas a Luis Alegre, que posteriormente sería destituido por Ramón Espinar tras acercarse a las tesis errejonistas. Delgado ha tomado partido por Íñigo Errejón desde la destitución de Sergio Pascual.

La versión de Romero también alude al enfrentamiento interno, como reproche al eslógan de "feminizar Podemos" que pronunció un Pablo Iglesias victorioso. "En Podemos no estamos exentas de agresiones machistas y continuos ninguneos, las sufrimos periódicamente en los círculos (...) Escribo esta carta para que hagamos una reflexión ya que al día siguiente, Jose Manuel Juzgado Feito fue elegido candidato de círculo territorial (...) No acabamos de entender el término feminizar la política (...) No estamos siendo conscientes de la gravedad de votar sin conocer".

Juzgado Feito, por su parte, concluía su relato advirtiendo a Romero que se querellaría contra ella y contra quienes difundan su historia en las redes por un delito de difamación y falsa acusación.