Netflix sigue a la caza de nuevas películas y títulos para engrosar su catálogo. La última adquisición no ha sido precisamente barata. Se trata del thriller con toques de horror gótico The pale blue eye (Los crímenes de la academia), dirigido por Scott Cooper y en el que vuelve a juntarse con su actor fetiche, Christian Bale, con quien ya rodó Hostiles y La ley del más fuerte. Una película que no se ha empezado a rodar todavía y por el que desde la plataforma la ha pagado 55 millones de dólares en el mercado europeo del cine.

Noticias relacionadas

Según Deadline esta cifra supone un nuevo récord mundial para una película comprada en este mercado, pero este proyecto había tenido varias ofertas, aunque finalmente se haya llevado Netflix el gato al agua.

El proyecto lleva en la cartera del director desde hace más de diez años, y es la adaptación de la novela homónima de Louis Bayard que gira en torno a unos asesinatos que tuvieron lugar en 1830 en la Academia Militar de EE. UU. en West Point. Allí se desplazará un detective para investigar los crímenes con la ayuda de un cadete con un nombre que luego se convertirá en leyenda: Edgar Allan Poe. Bale dará vida al veterano investigador, mientras que del resto del reparto todavía no se sabe nada.

'The Pale Blue Eye', la novela que adaptará la película.

Lo que sí se sabe es que producirá la empresa Cross Creek, que es la responsable de El juicio de los 7 de Chicago, y que el propio Christian Bale también estará en la producción junto a John Lesher y Tyler Thompson. A pesar del pastizal que se ha pagado, el proyecto no podrá empezar a rodarse hasta octubre, ya que Bale tiene su agenda bastante ocupada. Primero tiene que terminar su participación en la nueva entrega de Thor, junto a Chris Hemsworth y Natalie Portman; y también lo nuevo de David O’Russell, otro de sus directores fetiches y con el que ganó un Oscar por The Fighter.

Scott Cooper, por su parte, acaba de terminar de rodar su nueva película, Antlers, que le ha producido Guillermo del Toro para Fox -por lo que ahora pertenecerá a Disney-. Una película de terror que protagonizan Keri Russell y Jesse Plemons, el actor de moda que también protagonizará Killers of the flower moon, lo nuevo de Martin Scorsese para Apple TV+.

Netflix sigue a la caza de nuevos proyectos, y es la tercera adquisición que hace en las últimas dos semanas tras las ofertas que ha hecho por Operation Mincemeat y The Ice Road. Una película que se suma a todos los originales que ya había anunciado y con los que se ha comprometido a tener un estreno por semana durante 2021.

También te puede interesar...

• Las múltiples vidas de 'Gambito de dama': del musical a revivir la pasión por el ajedrez



'El inocente’: así es la miniserie de Netflix con Mario Casas después de ganar el Goya