En 30 Monedas hay un personaje que encandila a todos. Ese demonio con porte de galán, rostro de actor de Hollywood y un acento italiano tan seductor como peligroso. Una cara que, por otra parte, seguro que suena a muchos de los espectadores de la serie de HBO que ha dirigido Álex de la Iglesia y que emite cada domingo. Es normal que la gente piense que conoce a este villano de algo, porque no es otro que Cosimo Fusco, el actor que dio vida al mítico Paolo, el novio italiano de Rachel en Friends. O como le llamaba Ross, “el cretino de Torino”.

Noticias relacionadas

Cosimo Fusco atiende a SERIES & MÁS en pleno confinamiento en Italia, pasando las fiestas junto a su familia, y por el teléfono recuerda con mucho humor cómo llegó a la serie española. Fue Álex de la Iglesia quien pensó en él. “En el momento en el que menos esperas algo, es cuando llega algo maravilloso”, dice Fusco que explica que fue su agente la que le llamó y le contó que un director estaba interesado en él para un papel importante en una serie. Leyó los guiones y le voló la cabeza. Una historia de sectas, demonios, terror y todo en un pueblo de España, además de viajar por todo el mundo. “Primero pensé que era una broma telefónica, y después llamé a mi agente y le dije ‘esto va a ser o muy grande o una mierda’, porque no lees tan a menudo un guion así, tan grande, como de una gran serie americana”, asegura.

Le comentaron que en España era uno de los grandes, y empezó a empaparse de su carrera y se dio cuenta de que esto era “algo muy serio”. Había un problema. Su agente había asegurado que él hablaba español y no era cierto. “Ella pensaba que yo hablaba español porque hice de mexicano en una película, pero no era cierto y ahora me interesaba mucho, así que encontré a una actriz española en Roma y le dije, mira, tengo que aprender a decir esto. Lo aprendí, lo grabé y se lo mandé a Álex diciendo todo el texto y agradeciéndole todo y él ya pensó que yo podía hacer el papel. Ahí empezaba otro problema, tenía que aprender español de verdad”, dice riendo y demostrando sus mejoras con un español bastante apañado.

Cosimo Fusco en 'Friends'. HBO España

Ahora solo tiene palabras bonitas para nuestro país, nuestra lengua… y para Álex de la Iglesia, del que destaca su forma de dirigir a los actores. Algo ha funcionado en este romance a primera vista, porque el director ha vuelto a confiar en él para su nuevo filme de terror, Veneciafrenia, sobre unos turistas españoles perseguidos en la ciudad de los canales. “Me volvió a llamar durante la pandemia y me preguntó que qué hacía en noviembre, le dije que, evidentemente, nada y me dijo que rodaba en Venecia. Me mandó el guion, lo leí enseguida. Haré lo que sea con él, hemos establecido una gran relación en la serie y sólo el hecho de que me vuelva a llamar es tan excepcional… estoy tan feliz de haber hecho esta serie y ahora este proyecto”.

De nuevo será en español. Álex le dijo que era en inglés, pero luego todo cambió y ahora ya no le parece un problema, sino un aliciente. Destaca a todos sus compañeros españoles y lo difícil que ha sido rodar en Venecia y en plena segunda ola con un equipo reducido, pero tiene claro que va a ser una “gran película” que fue compleja de rodar y que respira “tanta libertad” que no duda que será un éxito. Después de estas dos experiencias tiene claro la potencia del castellano, y de las posibilidades de un idioma “que hablan en muchos países del mundo”, lo que cree que hace que nuestras series sean más ambiciosas, en contraste con las italianas donde “el cine y la televisión son más convencionales” y lejos de “maestros como Fellini”.

Es imposible no hablar con Cosimo Fusco y no preguntarle por Paolo, ese personaje que le puso en el foco y que siempre le marcará. No sabía entonces que sería el papel que quedaría en la memoria de todos. “Es una de esas cosas que se han hecho más importantes según han pasado los años. Cuando la hicimos no sabíamos lo que estaba pasando y lo que iba a pasar. Era una cosa guay, pero es que pasan los años y se sigue hablando de Friends. Estamos en 2020 y tu hija de 30 años conoce ese personaje, y sus amigos le dicen 'tu padre es Paolo el de Friends'; y mi hija de 10 años también conoce la serie y eso es maravilloso porque es transgeneracional y un acontecimiento y un fenómeno que pasa una vez en la historia”.

También te puede interesar...

Crítica de '30 Monedas'Álex de la Iglesia se desmelena con un festival de terror

Álex de la Iglesia: “Tengo en primera línea de sospecha a la sensatez"