Netflix ha anunciado este viernes su ruptura con Kevin Spacey debido a las acusaciones de abusos sexuales que se han descubierto estos últimos días. La plataforma digital ha señalado en un comunicado que "no participará en producción alguna de House of Cards" que incluya a la figura del actor, al que ocho personas de la conocida serie han acusado de comportarse como un auténtico "depredador sexual".

Noticias relacionadas

El pasado jueves, Netflix ya había anunciado la cancelación provisional de la producción de la sexta temporada de House of Cards, aunque habían explicado que esa decisión ya estaba tomada antes de que se destapase el 'caso Spacey'. El publicista del actor también ha roto su contrato.

"Mientras continuamos la investigación sobre las serias acusaciones que conciernen el comportamiento de Kevin Spacey en el plató de House of Cards, él ha sido suspendido de efecto inmediato", explicó Media Rights Capital, la compañía que produce la serie. "MRC, conjuntamente con Netflix, seguirá evaluando un camino alternativo para el show mientras se soluciona todo".

El primero en acusar a Spacey fue el actor Anthony Rapp. “Trataba de seducirme. No sé si hubiera utilizado ese lenguaje. Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", ha contado Rapp en un comunicado en el que explica cómo Spacey se tumbó sobre su cuerpo cuando tenía 14 años hasta que tras unos segundos logró zafarse de él. Spacey no negó los hechos. Dijo no acordarse de nada, y pidó perdón. Además, aprovechó su comunicado para confesar que era gay, una actitud reprobada por la mayoría, que consideran que creó una cortina de humo para que no se hablara del acoso.