Los directores Phil Lord y Christopher Miller han abandonado la película de Han Solo, el mítico personaje de la saga Star Wars, por diferencias creativas con la productora Disney. Un anuncio de retirada de los cineastas que busca no alterar en exceso en proceso de rodaje, que ya llevaba cuatro meses. La productora Kathleen Kennedy ha confirmado en un comunicado el cese de la relación laboral. “Phil Lord y Christopher Miller son talentosos realizadores que han logrado ensamblar un increíble reparto y equipo de trabajo, hemos decidido separar nuestros caminos". De la misma forma, Kennedy calma a los más fanáticos de la saga y anuncia que el próximo director se sabrá pronto. Los rumores apuntan a Ron Howard como el preferido por Disney

Noticias relacionadas

Los directores, responsables de películas como Lluvia de albóndigas y Infiltrados en la Universidad, firmaron el contrato en 2015 y ahora, tras meses de rodaje en Londres, apoyan las palabras de Kennedy. Las diferencias entre la productora y los directores son las causas que han dado los que hasta ahora eran los directores, “por desgracia, nuestra visión y proceso no estaban en alineados con nuestros socios”. “Normalmente no somos fans de la frase ‘diferencias creativas’ pero por primera vez este cliché es cierto. Estamos muy orgullosos del increíble trabajo de nuestro elenco”, han asegurado en un comunicado.

"Phil Lord y Christopher Miller son talentosos realizadores que han logrado ensamblar un increíble reparto y equipo de trabajo, hemos decidido separar nuestros caminos"

La película, que narrará los inicios de un joven Han Solo cuenta entre sus filas con personas como Alden Ehrenreich, en el papel protagonista, Emilia Clarke, Woody Harrelson y Donald Glover. El estudio ha asegurado que no están dispuestos a poner en juego la esencia de la saga, quieren ofrecer un contenido que no altere lo que los fieles de La Guerra de las Galaxias esperan.

En declaraciones a The Hollywood Reporter se ha confirmado que la marcha podría estar motivada por el afán de añadir más humor al personaje por parte de los que ya no son directores. La esencia del protagonista no se basa en el humor lo hace en el sarcasmo. Ahora el objetivo es buscar a alguien que sepa dibujar esta diferencia en el carácter del protagonista.

Otros medios de EEUU apuntan a que el motivo de la salida de los cineastas es que Disney quería rodar escenas adicionales y remontar la película en una operación similar a la que se hizo con Rogue One, aunque mientras Gareth Edwards aceptó la imposición, Lord y Miller han hecho las maletas y han dejado el proyecto a mitad.