Con los 40 años recién cumplidos, Joseph Gordon-Levitt (Los Ángeles, 1981) se siente como un niño con zapatos nuevos. Cuando SERIES & MÁS se encuentra con él a través de una videollamada, faltan poco más de 24 horas para que llegue a Apple TV+ su primera serie como director, guionista y protagonista: Mr. Corman.

Noticias relacionadas

El actor está en Nueva Zelanda, un país donde el COVID-19 prácticamente ha desaparecido y que se ha convertido en su nuevo hogar tras llevar ahí las grabaciones de su primera serie en un papel principal en veinte años. Gordon-Levitt, protagonista de películas como Diez razones para odiarte, Looper y (500) días juntos es uno de los contados niños prodigios que han sido capaces de dar el salto a la edad adulta de forma funcional y sin renunciar a una carrera en la complicada industria del espectáculo.

El hijo de un periodista radiofónico y una mujer que se presentó al Congreso de Estados Unidos por un partido feminista y socialista, sabe que es un hombre afortunado. Suerte y éxito son palabras que aparecen a menudo en esta historia sobre un treintañero que se dedica a la enseñanza después de ver cómo su carrera musical no termina de despegar. También aparecerán en varias ocasiones a lo largo de nuestra conversación. Tras más de treinta años en el negocio, el estudiante nº1 de Beethoven (así aparecía acreditado en su primera película) sabe que la expresión artística es algo que muchos ansían y pocos pueden conseguir. 

Así empezó HitRECord, un proyecto que empezó junto a su hermano (fallecido en 2010 en circunstancias que nunca se llegaron a aclarar) y que le reportó dos Emmy en las categorías reservadas a la creación de contenidos interactivos. Con Mr. Corman, esa pequeña empresa creada en 2004 sin grandes ambiciones da el salto a las grandes ligas: una serie de televisión producida por A24, la niña mimada del nuevo cine independiente en Estados Unidos, y que llegará a todo el mundo a través de Apple TV+. 

¿Por qué decidiste que este momento en tu vida era el adecuado para contar una historia como Mr. Corman

El otro día estuve mirando mis notas y la primera vez que puse por escrito la idea de la serie fue en 2015, que es el mismo año en que me convertí en padre. En ese momento me dije: cuando te conviertes en padre significa que ya no puede haber más dudas al respecto. Ahora soy un adulto. Antes de eso, determinar si eres un adulto o no puede ser algo más nebuloso.

Creo que todos, a medida que llegamos a esa etapa de la vida, tenemos algunas cosas en nuestra vida que resultaron ser como pensábamos que iban a suceder. Otras cosas, sin embargo, no se hicieron realidad. Esas diferencias entre lo esperado y la realidad pueden ser decepcionantes o estresantes, pero también pueden ser sorprendentes en el buen sentido. Incluso también pueden ser divertidas. Ese deseo de reírme de esas cosas que no sucedieron como esperabas tiene mucho que ver con lo que quería hacer con Mr. Corman

¿Esperas que la serie tenga algo de generacional que haga que conecte con esos conflictos que abordas con la historia de Josh? 

Siempre he pensado que las historias más reconocibles vienen de autores que son capaces de verse a sí mismos de una forma honesta y abierta. Yo no estoy haciendo de mí mismo en Mr. Corman, pero el personaje y yo tenemos bastante en común. Caminamos igual y hablamos igual y nos gustan la mayoría de las mismas cosas. Los dos venimos del mismo sitio.

Creo que si no hubiera tenido tanta suerte como para ganarme la vida en la industria del espectáculo, y eso es algo que principalmente tiene que ver con la suerte, me hubiera encantado ser profesor. Encuentro a los maestros muy inspiradores y creo que son los verdaderos héroes de nuestra sociedad. Ojalá viviéramos en un sociedad que celebrara a los maestros mucho más que a la gente que nos entretiene. Así que sí, espero que otras personas se identifiquen con el personaje y se rían de las cosas que a mí me hacen reír. Pero debo confesar que mi verdadero objetivo final es ser honesto conmigo mismo y con lo que quería contar. 

Joseph Gordon-Levitt. Apple TV+

En Mr. Corman se habla mucho del éxito, de cómo se define y cómo se consigue. ¿Qué es el éxito para ti? 

Esa es una muy buena pregunta. En lo que a mí respecta, me gusta pensar en ello de dos formas diferentes. Por un lado está mi propia felicidad personal y, por otro, creo que la forma de ser exitoso es ayudar a otras personas a ser felices. Ambas son realmente importantes y creo que en realidad es difícil conseguir una cosa sin la otra.

En la serie Josh es alguien al que en realidad le va bien en ambos frentes. Tiene mucho que agradecer y a veces es capaz de sentir felicidad. No es feliz todo el tiempo, pero creo suele ser bastante amable, tiene un buen corazón y es un buen maestro que trabaja duro y se preocupa por sus alumnos. Sin embargo, a veces sus inseguridades y ansiedades se apoderan de él y echa la culpa a la gente de cosas de la que no son culpables. Comete errores, pero creo que es algo que nos pasa a todos. El ser humano es así. 

¿Siempre tuviste claro que ibas a encargarte tú de los guiones, la dirección y el papel protagonista? 

Sí. Mientras se me ocurría la idea, siempre me imaginaba a mí mismo interpretando el papel y me veía dirigiendo gran parte de la serie. Cuando me pongo a escribir, no solo escribo, sino que empiezo a imaginar cómo luciría la serie, cómo sería cada escena, qué haría la cámara en cada momento, cómo podría ayudar el montaje, qué música puede ser útil o qué pueden aportar las interpretaciones. Soy incapaz de verlo como procesos separados. Para mí forma parte todo de lo mismo. 

Detrás de las cámaras de 'Mr. Corman'. Apple TV+

Josh es capaz de pasar de la empatía con los demás o los comportamientos tóxicos. ¿Cómo te enfrentaste a esa fina línea que separa los dos lados del personaje? 

Eso es así, tal cual. Personalmente creo que en la televisión y el cine a menudo los personajes se representan de forma simple, tal vez incluso demasiado simplificada, ¿no crees? Un personaje está feliz o triste. Hay un buen o un malo en la historia, un héroe o un villano, un pecador o un santo. Y yo creo que los seres humanos de verdad no son así realmente. No es como yo lo he vivido. 

Me encantan las historias sobre humanos imperfectos. No creo que Josh tenga la razón cuando paga los platos rotos con los demás, pero a mí me encantan las historias sobre personas imperfectas. Primero, porque cuando veo personajes así a veces me ayuda a reconocerme a mí mismo y a conductas que tengo. Segundo, porque esas contradicciones a mí me hacen gracia. Ver a gente en conflicto consigo mismo puede ser fuente de grandes momentos de comedia. 

Josh tiene una complicada relación con la música. ¿Crees que es posible considerarte un artista si no estás practicando ese arte en realidad?

Absolutamente. Muchos de nosotros tenemos el impulso de ser creativos o expresarnos de alguna manera artística. A menudo, puede ser una lucha descubrir cómo hacerlo. Yo tuve suerte en mi vida porque descubrí esas inquietudes siendo joven. Cuando eres más pequeño te dan menos corte las cosas. Siendo un niño cantaba en un coro y empecé a hacer pequeñas obras de teatro no profesional. Es algo que siempre ha estado presente en mi vida y ha surgido naturalmente, pero creo que no es así para mucha gente. He tenido esta conversación muchas veces y creo que es parte de lo que hacemos en HitRECord. 

Para mucha gente, el arte no es algo que surge de forma natural aunque algo les diga que tienen inquietudes dentro de ellos. Es lo que le pasaba a mi hermano. Daniel y yo pusimos en marcha HitRECord. Él siempre fue un niño muy tímido, así que llevó su vida por otro camino. Trabajaba como ingeniero de software y consideraba que no podía ser una persona creativa o artística hasta que tomó una decisión proactiva y dijo: “voy a intentarlo”. Y lo hizo. Así es como empezó todo en nuestra pequeña comunidad de creadores y creo que es algo que sigue pasando a gran escala. Ahora HitRECord es un lugar al que la gente viene a probar cosas y donde se encuentra una comunidad que le ayuda. ¿Quieres intentarlo? Es fácil. Escribe una historia de cinco palabras. Puede que lo hayas visto en las redes sociales, pero son cosas fáciles solo para comenzar. 

En mi vida yo experimenté esa frustración al terminar Cosas de marcianos. Dejé de actuar por un tiempo y quise ir a la universidad. Cuando después quise empezar a actuar de nuevo, nadie me daba trabajo. Me asusté: tenía muchas ganas de dar salida a mi vena creativa, pero nadie quería contratarme.

Ahí fue cuando empecé a decirme a mí mismo ese pequeño mantra: "hit record" (dale a grabar), como si fuera yo quien presionara el botón. Decidí empezar a hacer cosas por mi cuenta, sin importar lo que pensara la gente. Ese fue el comienzo de una idea que se acabó convirtiendo en una comunidad, una plataforma y una productora. Pero todo empezó porque sentía que necesitaba tener esa creatividad. 

Mr. Corman habla mucho de eso. En el primer episodio Josh lleva un año sin tocar música y se siente aislado y frustrado con esa parte de su vida. Al final del primer episodio, vuelve a tocar por fin. Durante el resto de la temporada lo ves luchar con lo que significa ser creativo y ser músico y creo que, al final, da con una relación realmente hermosa y satisfactoria con la música. 

Debra Winger es la madre de 'Mr. Corman'. Apple TV+

Al final del episodio dedicado al coronavirus el personaje de la madre dice una frase muy concreta: “Esto es lo que hay. La pregunta es: ¿qué vamos a hacer al respecto?”. ¿Crees que ese momento encapsula el viaje emocional al que debe hacer frente Josh? 

Me encanta que identifiques esa línea. De hecho, recuerdo que cuando estábamos haciendo esa escena estaba hablando con Debra Winger sobre las diferentes líneas de diálogo. Ella tenía dudas con algunas de ellas, pero cuando comencé a hablar de esa frase que mencionas, me paró y me dijo: “oh, no, esa línea la entiendo, no te preocupes por eso, ahí tengo claro qué hacer”. Y lo dejó claro, porque clavó la intención que había detrás de esa frase. Tienes toda la razón en que, en cierto modo, esas palabras resumen la historia. 

Mr. Corman es una historia sobre alguien que llega a la edad adulta y se encuentra una especie de adultez nebulosa en la que debe hacer frente a un proceso de averiguar cómo se siente respecto a su vida y a quién es. Creo que es una experiencia universal para todos los que hemos pasado por ahí. Como decía antes, construimos estas ideas a lo largo de nuestras vidas cuando somos niños y cuando somos adultos jóvenes, debemos calibrar nuestras expectativas.

Hay cosas que serán muy diferentes de cómo esperábamos, y puede llegar a ser devastador. Pero también pueden ser sorprendentes y divertidas. Es como dice el personaje en esa escena: “esto es lo que hay”. El presente es el presente y tú puedes decidir si lidias con ello con una actitud positiva o una actitud negativa. Esa es la elección que tienes. No puedes cambiar el pasado, pero puedes elegir cómo te enfrentas al futuro. 

'Mr. Corman' estrena hoy su tercer episodio en Apple TV+. Todos los viernes se puede ver un nuevo capítulo de la serie. 

También te puede interesar… 

• Las 5 mejores series que ha estrenado Apple TV+ en 2021 (por ahora)

• Hannah Waddingham ('Ted Lasso'): "Estaba preocupada, creía que el público no iba a empatizar con Rebecca"

 Apple TV+ presume de sus contenidos originales y lanza un espectacular tráiler con sus estrenos de 2021