El 13 de julio se anuncian las nominaciones para la próxima edición de los premios Emmy, los premios más importantes de la industria televisiva. Con The Crown y Ted Lasso como favoritas absolutas en las categorías de drama y comedia, la verdadera guerra este año se disputará en el terreno de las series limitadas. El campo de batalla lo lideran Gambito de dama y Mare of Easttown, pero hay tantos candidatos y tan pocos huecos que la sangría está asegurada.

Noticias relacionadas

El auge de las plataformas, el resurgir de las series limitadas han hecho y la disposición de las mayores estrellas de Hollywood (delante y detrás de las cámaras) a hacer televisión ha hecho que en los últimos años las carreras más igualadas las hayamos visto en una categoría que antes solía pasar con más pena que gloria. American Crime Story: The People v. O.J. Simpson contra las segundas temporadas de antologías como Fargo y American Crime; Big Little Lies contra Feud: Bette and Joan y The Night Of; Chernobyl contra Así nos ven y Fosse / Verdon, y Watchmen contra Mrs. America y Unorthodox son algunos de los duelos eléctricos que hemos visto en los últimos cinco años.

En 2021, las 37 miniseries estrenadas en el año del coronavirus se lo pondrán aún más difícil a los votantes. Repasamos las principales favoritas y sus mayores obstáculos en el camino a la gloria. 

'Gambito de dama': la favorita que ¿ha dejado de serlo?

Las desventuras en la vida, el ajedrez y la cabeza de la niña prodigio reconvertida en joven problemática llamada Beth Harmon se convirtieron el pasado otoño en el atípico fenómeno de Netflix que conseguía generar conversación durante meses, colándose todas las semanas en la lista de las 10 producciones más vistas de la plataforma. Tras años de adaptaciones frustradas, Scott Frank (Logan) consiguió adaptar el best-seller de Allan Scott y lanzar a la estratosfera la carrera de una actriz, Anya Taylor-Joy, que había despuntado en películas como La bruja y Múltiple.  

Los usuarios de Netflix no fueron los únicos en volverse locos con Gambito de dama. La serie limitada de época hizo historia en los premios de los sindicatos de Hollywood. Nunca antes la misma producción había hecho pleno en todas las citas de la industria hasta que Gambito de dama fue el trabajo favorito de los directores, guionistas, productores, actores, editores, directores de fotografía, diseñadores de vestuario, músicos y editores de sonido de Hollywood en 2020. Todo el mundo estaba fascinado con la imprevisible Beth Harmon. 

'Mare of Easttown': la amenaza en la sombra

Diez años después de ganar el Emmy en esta misma categoría gracias a una nueva versión de Mildred Pierce (un personaje que ya había dado el Oscar a Joan Crawford), Kate Winslet regresó a la televisión con una serie sobre una detective deprimida de un pueblo aún más deprimido de Pensilvania. Mare of Easttown se convirtió, por sorpresa, en la serie más comentada de 2021. La cuidada construcción de personajes, la hábil construcción de un misterio que en realidad era de lo más familiar en el género y la dosificación de giros (el final del episodio 5) hizo que la serie de Brad Ingelsby ganara adeptos cada semana. Al final de su extraordinario desenlace, la miniserie se había convertido en un potencialmente letal rival para una favorita que parecía tenerlo hecho. 

La notable campaña de promoción que ha hecho Netflix con el vehículo estelar al servicio de Taylor-Joy deja claro que la plataforma luchará al final por hacerse con la estatuilla. Sin embargo, el dominio de la conversación cultural de Mare of Easttown en los últimos meses ha sido tan grande que es probable que la, por ahora, miniserie de HBO se haya convertido en la nueva rival a batir. 

Las relevantes apuestas raciales 

En la carrera por los Emmy de este año coincidirán tres títulos de marcado carácter racial que llegan después del resurgimiento del movimiento social, cultural y político Black Lives Matter. Todas ellas, sin embargo, ya estaban en producción cuando George Floyd moría asesinado a manos de Derek Chauvin. Una impactante y generacional aproximación al consentimiento sexual, una poética reconstrucción de la esclavitud en Estados Unidos y una original mirada al racismo contra la comunidad afrocaribeña en el Reino Unido de la segunda mitad del siglo XX harán lo posible por llamar la atención de los votantes. 

Es difícil apostar en contra de Podría destruirte, la revolucionaria comedia dramática de Michael Coel que encabezó tantas listas de las mejores producciones televisivas de 2020 (en la nuestra quedó en cuarta posición). La industria y la prensa se indignaron abiertamente cuando la coproducción de HBO y BBC se quedó fuera de los Globos de Oro. Hasta una guionista de Emily in Paris, la serie de Netflix que sí había conseguido la candidatura, lamentó públicamente la decisión de la prensa extranjera de Hollywood.

John Boyega en 'Small Axe'. Movistar+

La mejor baza de Amazon Prime Video para esta temporada de premios es El ferrocarril subterráneo, la adaptación del aclamado libro del ganador del Pulitzer Colson Whitehead. El director Barry Jenkins, ganador del Oscar por Moonlight, se pasó a la televisión con una miniserie que ha sido denominado por parte de la prensa como “el evento cinemático” del año. La decisión de la plataforma de estrenarla en modo maratón ha jugado en contra de una serie que se hubiera beneficiado del sistema de emisión semanal (hasta Jenkins recomendó verla de forma espaciada) y que fuera de Estados Unidos apenas ha generado conversación. La mayoría de votantes son, sin embargo, estadounidenses. No lo olvidemos. 

Al otro lado del Atlántico nos encontramos con Small Axe, la primera incursión en televisión de Steve McQueen. Tras ganar el Oscar a la mejor película con 12 años de esclavitud, el director inglés decidió explorar la historia racista de su propio país de forma que su madre pudiera verlo a través de la BBC. Estas cinco historias sobre cómo el racismo se extiende en la educación, la policía o el sistema judicial de un país fue, para algunos, la mejor película del pasado año. La serie de cinco episodios independientes pero temáticamente relacionados cayó derrotada una y otra vez ante Gambito de dama en los premios de la industria, así que puede que John Boyega sea su mejor esperanza para ganar un Emmy. O al menos lo era hasta que decidió abandonar repentinamente el rodaje de una película de Netflix. 

De Marvel a Nicole Kidman: las variables impredecibles

Bruja Escarlata. Disney+

The Mandalorian dio la sorpresa en los Emmy de 2020 con la nominación a mejor serie dramática. No es difícil imaginarse a los ejecutivos de Marvel queriendo igualar la proeza de sus vecinos de grupo empresarial, Lucasfilm, con Bruja Escarlata y Visión. Elizabeth Olsen y Kathryn Hahn deberían ser nominadas por su participación en esta audaz, original y sorprendentemente emocionante exploración del duelo que inició el nuevo universo televisivo de Marvel. 

La proliferación de candidatas de primer nivel pondrá las cosas difíciles a The Undoing. Los votantes con debilidad por las estrellas de Hollywood sufrirán al negar nuevas nominaciones a Nicole Kidman, Hugh Grant y David E. Kelley. Las críticas desiguales, la aparición de Mare of Easttown (la apuesta que ha concentrado la promoción para los premios de HBO) y el paso del tiempo jugarán en contra de un culebrón de lujo que encontró el favor de la audiencia el pasado otoño. 

Hay otras aspirantes con un perfil destacado: The Good Lord Bird, protagonizada y creada por Ethan Hawke, uno de los actores más respetados de la industria; Genius: Aretha, el biopic de la reina del soul con la reverenciada Cynthia Erivo como protagonista; la cuarta temporada de la antología Fargo, que podría quedarse fuera por primera vez de la categoría por culpa de una entrega que parece haber sido ignorada por crítica y público, e It’s a Sin, la devastadora y, al mismo tiempo, optimista reconstrucción de la crisis del SIDA en el Londres de los 80 que narró Russel T. Davies

Todo está en el aire 

'The Undoing'. HBO

Los premios de las series limitadas serán los más emocionantes de la edición. Irónicamente, serán los que menos candidatos tengan. Las normas de los Emmy determinan que el número de finalistas depende cada año de las producciones que se presenten. En esta ocasión, los 37 aspirantes se traducen en cinco candidaturas para las categorías de mejor serie limitada, actor protagonista, actriz protagonista, guion y dirección y seis nombres en las disciplinas de actor secundario y actriz secundaria. Decidan lo que decidan los votantes, grandes trabajos se quedarán por el camino.

Con el plazo de votaciones ya cerrado, la suerte está echada. En menos de una semana descubriremos qué ha decidido la Academia de Televisión. 

También te puede interesar...

• Las 15 series más esperadas del verano en Netflix, Amazon, HBO, Disney+, Apple TV+, Movistar+, FOX y Starzplay

• 5 episodios para celebrar el 15 aniversario del final de 'Aquí no hay quien viva'

• Qué es 'The White Lotus', la serie de HBO que viene sin hacer ruido y puede ser una de las sorpresas del verano