El continuo plan de rearme militar en el que está inmerso Marruecos desde hace algunos años está dando como resultado una profunda renovación de sus tres ejércitos. El de tierra con varias decenas de unidades de carros de combate, el del aire con drones turcos con capacidad de ataque (algo que no tiene España) y la Marina con intención de comprar 2 fragatas de guerra totalmente nuevas.

Noticias relacionadas

Este par de embarcaciones corresponden con la clase Fremm (Fregata Europea Multi-Missione, por sus siglas en italiano), un desarrollo llevado a cabo entre la empresa semipública italiana Fincantieri y la francesa Naval Group. Ambas con capacidad y licencia para construirlas. Pero, según recoge la Rivista Italiana Difesa, Marruecos habría optado por la versión que sale de los astilleros del país de los Apeninos y, además, mostrado su interés por comprar la fragata Luigi Rizzo, perteneciente a la misma clase y actualmente en servicio en Italia.

Por el momento, tan solo parece que se están llevando a cabo negociaciones entre el país norteafricano y el astillero italiano y no hay confirmación pública al respecto. Ni mucho menos de la adquisición en firme. Lo que sí está claro es que la clase Fremm se encuentra en uno de sus mejores momentos con varias decenas de pedidos de países como Egipto, Indonesia y Estados Unidos a través del programa FFG(X) en el que también participó la española Navantia sin éxito.

Próxima fragata marroquí

La clase Fermm no es realmente nueva dentro de la Marina Real de Marruecos. Ya en 2014, la francesa Naval Group -que por entonces se llamaba DNCS- entregó una fragata de este modelo como relevo a la corbeta clase Descubierta; construida en el astillero de Bazán (ahora Navantia) en Ferrol y botada en 1982. Actualmente, la corbeta se encuentra en servicio tras una profunda renovación en los astilleros de Cartagena en 2018 y no tiene planeada su retirada a corto plazo.

Buque Clase Fermm Mark Harkin

Aunque lo que sí será nuevo es la versión italiana de la fragata, que cuenta con algunas diferencias importantes respecto a la francesa. Principalmente relacionadas con las especificaciones técnicas y la capacidad de llevar diferentes armamentos.

La clase Fermm italiana cuenta con una eslora de 144 metros por 19,70 de manga y una masa de desplazamiento a plena carga de unas 6.500 toneladas. En cuanto al sistema de propulsión, cuenta con un esquema combinado de gas y motores eléctricos que permite una velocidad máxima de 56 kilómetros por hora y una velocidad de crucero de 28.

Precisamente a esa velocidad es donde la fragata alcanza una autonomía de 12.600 kilómetros, siempre hablando de la versión italiana que es la que presumiblemente comprará Marruecos. La fragata de guerra necesita de una tripulación de 140 personas y tiene espacio para almacenar un par de helicópteros modelo NH-90, de los que España cuenta con varias unidades.

Misiles a 120 km

En cuanto al apartado armamentístico, Italia equipa a sus Fermm con un sistema de lanzamiento de misiles antiaéreos SAAM-IT que emplea munición Aster 15 y Aster 30 de desarrollo franco-italiano. El Aster 15 se corresponde con la versión más pequeña con una masa de 310 kilogramos, 4,2 metros de longitud y un diámetro de 180 milímetros. Su rango de actuación va desde los 1,7 a superar los 30 kilómetros pudiendo alcanzar los 13.000 metros de altitud a una velocidad que triplica la del sonido.

Fragata Fermm Fabius1975

Por su parte, el Aster 30 es la versión más pesada de los misiles de las fragatas italianas Fremm. Este modelo cuenta con una masa de 450 kilogramos, 5 metros de longitud y un diámetro idéntico al del Aster 15. En este caso, la velocidad punta cuatriplica a la del sonido, puede alcanzar una altitud de 20.000 metros y un alcance que sobrepasa los 120 kilómetros.

Ambos tipos de munición con orientación autónoma están especialmente diseñados para terminar con un amplio espectro de amenazas como misiles supersónicos, antirradiación, aeronaves de combate, aviones de patrulla marítima, aeronaves no tripuladas y helicópteros.

Todo ese arsenal, salvo cambios importantes en el esquema italiano, será el que equipe el barco marroquí. Aunque también hay que añadir otros cañones de menor calibre y de menor cadencia de disparo, pero también de un alcance mucho más reducido.

Joint_Warrior_17-2_(36740993474) Mark Harkin

Al ser un desarrollo reciente (la primera unidad se comenzó a construir en el 2007), las Fremm tienen un equipamiento tecnológico de primer orden. Además del apartado de armamento, Italia dispone en sus barcos un sistema integrado de gestión, sonar detector de minas submarinas, sistema de lanzamiento de señuelos, radar de navegación, contramedidas electrónicas para radar y sistema de vigilancia de superficie, entre otros.

También te puede interesar...