Tras un vuelo de poco más de 10 minutos, Jeff Bezos ha pisado de nuevo la superficie del planeta Tierra. Los relojes en la España peninsular marcaban las 15:22 cuando se ha confirmado que la tripulación del vuelo número 16 de la nave New Shepard ha hecho historia dentro de la compañía Blue Origin -propiedad del propio Bezos- al completar satisfactoriamente el primer vuelo con humanos en su interior.

Noticias relacionadas

Junto a Jeff Bezos, en la cápsula ha viajado su hermano Mark Bezos, la instructora de vuelo Wally Funk y Oliver Damenen. Este último ha sido la persona más joven en viajar al espacio con tan solo 18 años en el momento del vuelo. Por su parte, Wally Funk es la más mayor con 82 años y un pasado muy importante dentro de la instrucción de vuelo militar en el ejército de Estados Unidos.

El plan de vuelo ha consistido en el despegue a las 15:12  desde el Launch Site One, situado en mitad del desierto en el oeste de Texas. Este complejo espacial ha sido testigo de primera línea del lanzamiento y ascenso de la nave durante los primeros 3 minutos en los que ha superado la barrera de los 3.700 kilómetros por hora (más de 3 veces la velocidad del sonido).

Despegue de la New Shepard Reuters

A partir de esos 180 segundos, la cápsula ha emprendido su propio viaje separándose del sistema de lanzamiento y es cuando los astronautas han comenzado a experimentar cierta ingravidez. Tan solo un minuto después, la New Shepard con los cuatro ocupantes a bordo ha alcanzado su apogeo a una altitud más allá de los 100 kilómetros que se establece por convenio como la frontera de la atmósfera y del espacio. La altitud máxima, según se ha podido ver en la retransmisión, ha sido de 106 kilómetros.

Como buen sistema reutilizable, el propulsor ha realizado la reentrada sobre el minuto 4 y ha aterrizado en el lugar indicado -una superficie similar a un helipuerto- en mitad del desierto unos 7 minutos después del lanzamiento.

Más o menos al mismo tiempo, la cápsula con los hermanos y los otros dos ocupantes realizaba la maniobra de reentrada con una caída libre de unos tres minutos antes de desplegar los paracaídas. El próximo paso ha sido un aterrizaje suave en mitad del desierto occidental de Texas a las 15:22 horas.

Cápsula New Shepard aterrizada Blue Origin

Gracias a un sistema de presurización y acondicionamiento de la cabina de la cápsula New Shepard, los ocupantes no han tenido que vestir un traje específico y han optado por un mono de vuelo con los colores corporativos de Blue Origin. Esto demuestra, junto con el viaje con Wally Funk y Oliver Daemen, que el turismo espacial es accesible para casi todo el mundo que pueda pagar el boleto.

Jeff Bezos saliendo de la cápsula New Shepard Blue Origin

Por el momento, la venta de billetes para ir a bordo está abierta y tan solo hay que contactar mediante un correo electrónico con la compañía. Se espera que en el 2022 haya más vuelos comerciales turísticos. Prácticamente al mismo tiempo que Virgin Galactic planea lanzar los primeros viajeros en su nave VSS Unity.

También te puede interesar...