Desde que se abrió la tecnología al mundo de los drones, los ejércitos avanzados de todo el mundo cuentan con ellos para las misiones más delicadas. En España, por ejemplo, el Ejército del Aire cuenta con los Predator que se dedican a la vigilancia del espacio aéreo, pero en Estados Unidos están yendo mucho más allá.

Noticias relacionadas

Los abultadísimos presupuestos de defensa del país norteamericano permiten desarrollar tecnologías que bien podrían sacarse de una novela de ciencia ficción. Armas capaces de alterar el espacio-tiempo, misiles hipersónicos y también drones autónomos. Estos últimos son, además, uno de los más mimados por las arcas militares.

Uno de los proyectos que más repercusión están alcanzando es el que tiene como protagonista al dron guardaespaldas. Un desarrollo de la Fuerza Aérea de Estados Unidos encuadrado dentro de un programa de desarrollo de soluciones UAV (Unmmaned Aerial Vehicle, o vehículo aéreo no tripulado) cuya última novedad revelada confirma que puede lanzar drones. Sí, drones lanzando a su vez más drones.

Guardaespaldas que ataca

El Kratos XQ-58 Valkyrie es el dron guardaespaldas por excelencia del Ejército de Estados Unidos. Por el momento, se encuentra en medio de la fase de pruebas de vuelo donde tiene que demostrar todas sus habilidades antes de entrar al campo de batalla.

Kratos XQ-58A Valkyrie Sargento Joshua King

El Valkyrie, que realizó el primer vuelo en marzo de 2019, tiene como objetivo sincronizarse con los Lockheed Martin F-35 de quinta generación y con los McDonnell Douglas F-15 EX, una versión renovada del mítico caza F-15 que la Fuerza Aérea de Estados Unidos acaba de estrenar y de apodar como Eagle II.

En combate, el papel del Valkyrie es el de proporcionar apoyo al caza tripulado. Como buen guardaespaldas, podrá interponerse entre un misil y el caza tripulado para salvaguardar la vida del piloto. Pero aún hay más.

En sus bodegas, con capacidad para acarrear un par de bombas de pequeño diámetro, también se pueden emplazar drones. Las primeras pruebas de lanzamiento de estos drones ya se han llevado a cabo en el Air Force Research Laboratory (AFRL) en Ohio, donde el pasado 26 de marzo el Valkyrie realizó su sexto vuelo de pruebas y el primero con drones en su interior.

La prueba consistió en el lanzamiento de un dron Area-I Altius 600, un dispositivo de pequeño tamaño capaz de ser lanzado desde tierra, mar o aire. Perfecto para ser encajado dentro de la bodega de carga del avión de Kratos.

Este Altius 600 es uno de los drones más flexibles del mercado. En su espacio de carga puede albergar todo tipo de dispositivos como cámaras, sensores, tecnología de inteligencia de señales... Y también carga explosiva. Sus características se completan con una autonomía superior a las 4 horas y un rango de acción de 440 kilómetros.

El peso total del dron Altius alcanza los 12 kilogramos y cuenta con una velocidad de crucero de 111 kilómetros por hora y una punta de 166. "Kratos, Area-I y AFRL diseñaron y fabricaron el anclaje del SUAS y desarrollaron el software necesario para permitir su lanzamiento", según indican desde el Ejército de Estados Unidos.

Kratos XQ-58 Valkyrie Kratos Omicrono

"Este es el sexto vuelo del dron Valkyrie y la primera vez que se abren las puertas de la bahía de carga en vuelo", ha señalado Alyson Turri, gerente del programa de demostración. "Además de esta primera demostración de separación del SUAS [dron Altius], el XQ-58A voló más alto y más rápido que en los vuelos anteriores". Sin aportar datos concretos.

El poder de Valkyrie

El as bajo la manga que esconde Kratos con este XQ-58A es su poder de sincronizarse con las cabinas de los pilotos de caza, que serán capaces de manejar varias unidades de estos drones al mismo tiempo. De esta forma, el piloto podrá encomendar misiones a los Valkyrie para que las realicen de forma autónoma gracias a la inteligencia artificial.

Se espera que sean los que lleven a cabo las operaciones más arriesgadas como traspasar líneas enemigas para obtener información clave o incluso que puedan ejecutar disparos con misiles o drones suicidas. Todo ello mientras el caza tripulado espera en zona segura.

Kratos XQ-58 Valkyrie Kratos Omicrono

Si se cumplen los planes de Kratos, el dron guardaespaldas tendrá una autonomía de más de 5.500 kilómetros con un techo de vuelo a casi 14.000 metros. Datos que están por encima de los conseguidos por muchos cazas.

El peso máximo al despegue alcanza 2.700 kilogramos mientras que la capacidad de sus bodegas se sitúa en 270 kilos. El motor, con una potencial de impulso de 2.000 libras, consigue una velocidad de 890 kilómetros por hora. Se espera que el Valkyrie comience a operar en misiones reales para el 2023.

También te puede intesar...

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información