Los barcos, esas grandes naves que surcan los mares y océanos arrastrando miles de millones de toneladas al año, son uno de los factores de contaminación más importantes del mundo. Sus maniobras, como las que podemos ver en puertos de España como el de Algeciras o Valencia, ensucian además las zonas cercanas a la costa con un impacto medioambiental muy negativo.

Noticias relacionadas

Una de las paradojas que nos trae el avance tecnológico es la de un petrolero utilizando baterías de litio y un motor eléctrico para impulsarse. Lo están llevando a cabo en Japón y el cometido del barco será el de transportar crudo en la bahía de Tokio. Paradoja por el simple hecho de que hasta las navieras que transportan petróleo se suman al carro de lo eléctrico dejando atrás a los contaminantes buques de diésel. 

Es cierto que el uso del petróleo va muchísimo más allá de la mera destilación para combustible. Plásticos de todo tipo, medicinas, cosméticos... Todo un amplio abanico donde el combustible sigue teniendo un papel protagonista.

El petrolero eléctrico

Aunque suene un tanto extraño, el petrolero impulsado 100% por energía eléctrica ya es un hecho como parte de un proyecto de varias compañías japonesas de diseño naval y navieras. El consorcio e5 Lab, como así se ha denominado, pretender romper con todos los estándares establecidos en cuando a la propulsión de petroleros y quién sabe si de otros tipos de embarcaciones igual de exigentes.

Petrolero Eléctrico Kawasaki Heavy Industries Omicrono

La naviera detrás del encargo es Asahi Tanker, una compañía japonesa que se dedica al transporte de petróleo y otras sustancias químicas alrededor del mundo, que cuenta en la actualidad con varios buques tradicionales. Por su parte, la encargada de integrar todos los sistemas será Kawasaki Heavy Industries y el primer barco estará listo en marzo de 2022.

"Serán alimentados completamente por baterías de iones de litio de gran capacidad y están programados para entrar en servicio como buques de combustible en la bahía de Tokio", según recoge la propia Asahi Tanker en un comunicado. Por el momento, nada de grandes viajes.

Por tanto, ambas embarcaciones emitirán cero partículas de dióxido de carbono, de otros contaminantes derivados de la oxidación del nitrógeno y del azufre y tampoco partículas sólidas. Otro de los puntos clave que señalan desde Asahi es la reducción considerable de vibraciones lo que se traduce en menor huella sonora. "Creará un entorno de trabajo más cómodo para la tripulación y limitará la contaminación acústica". Todo ello en un lugar tan hiperpoblado como Tokio.

El revulsivo tecnológico también llega a otras partes de los barcos. Ambos equiparán varios sistemas de automatización y controles digitales. "Incluyendo Internet de las cosas (IoT), que reducirá la carga de trabajo de la tripulación mientras incrementa la eficiencia de la operación del barco".

62 metros de eslora

Asahi Tanker ha contratado a la compañía Corvus, con bases en Canadá y Noruega, para desarrollar el sistema de alimentación de la planta motriz."Kawasaki Heavy Industries se adjudicó el contrato para el sistema de propulsión del barco en septiembre de 2020 e integrará el Orca ESS de 3.480 kWh", según recoge una nota de Corvus Energy.

Cada uno de los barcos constará con dos paquetes de baterías de iones de litio Orca ESS de 1.740 kWh cada uno. Que combinados arrojan los 3.480 kWh que anuncia Corvus Energy. Estas baterías, a su vez, serán las encargadas de alimentar un par de motores acimutales (orientables en los 360 grados) de 300 kW cada uno.

Las especificaciones que Asahi Tanker anuncia para sus barcos eléctricos comprenden 62 metros de eslora por 10.30 de manga y 4.15 de calado. Cuando esté cargado de combustible, tendrá un desplazamiento de 499 toneladas con una capacidad de almacenamiento de 1.280 metros cúbicos y una velocidad de 10 nudos. Además de los 2 motores acimutales de 300 kW, han publicado que contarán con otros dos de 68 kW situados en los costados.

Petrolero eléctrico Asahi Tanker Omicrono

Asahi Tanker también informa que, en caso de desastre natural, sus barcos podrían servir como estaciones eléctricas acopladas a puerto. "Los barcos tienen suficiente capacidad como para suministrar energía eléctrica a las instalaciones de emergencia en caso de desastre natural". La energía acumulada, según recogen, es la equivalente a 100 coches eléctricos. El segundo ejemplar del petrolero llegará a la compañía en 2023, tan solo un año después del primero, y por el momento no informan sobre datos de autonomía.

Buques veleros

La novedad principal del barco de Asahi Tanker es el tamaño, en la actualidad ya existen algunas embarcaciones eléctricas de menor tamaño circulando por el mundo. Eso sí, solamente en trayectos más o menos cortos. Pero existe otra corriente de investigación tecnológica que recurre a lo aprendido hace miles de años: las velas.

En concreto, una versión mejorada de las telas que se usaban antaño que han sido sustituidas por otras fabricadas de materiales compuestos con mayor resistencia, eficiencia y que se pueden girar 360 grados. Uno de los proyectos más avanzados en este sentido es el buque wPCC, que está siendo desarrollado en Suecia gracias a la participación de diversas entidades públicas, y en el que han trabajado un par de españoles.

El sistema de velas "se asemeja más a las alas de un avión" y el buque en el que están trabajando podrá albergar entre 7.000 y 8.000 vehículos. Aunque el barco se encuentre en una fase totalmente experimental, sí se ha establecido que seguiría contando con motores para las maniobras más delicadas de atraque en puerto y para cuando el viento no sea el suficiente como para impulsarlo.

También te puede interesar...