La sobrepesca es una de las principales amenazas para la sostenibilidad marina. Una técnica que consiste en pescar peces o mariscos de forma excesiva utilizando una serie de herramientas ponen en riesgo a otras especies. Un problema que existe en España y donde la tecnología podría echar una mano para combatir el problema.

Noticias relacionadas

El problema de la sobrepesca es más agudo en los países de desarrollo. Por ejemplo, la Unión Europea espera que la tecnología pueda ayudar a solucionar este problema en sus aguas. Uno de los proyectos que se está financiando actualmente es SmartFish H2020, de la empresa noruega Sintef Ocean que diseña unas redes de arrastre inteligentes y escáneres que reducen el impacto de la industria pesquera en la vida marina.

Entre sus innovaciones destaca SmartGear, un nuevo tipo de red de arrastre inteligente que permitiría mantener a más peces en el mar. La pesca de arrastre consiste fundamentalmente en utilizar una red que barre el fondo del mar capturando lo que se encuentra a su paso. Sin embargo, esta nueva red inteligente es capaz de emitir sonidos y utilizar luces LED de diferentes colores e intensidades.

Redes de arrastre inteligentes para controlar los peces que se pescan. Smartfish Omicrono

Este sistema utiliza la tecnología LED para optimizar el rendimiento de captura en la pesca de arrastre y se basa en la reacción de los peces a la luz. Por ejemplo, estas luces servirían para atraer únicamente a la red a las especies que son realmente el objetivo de la pesca, así como para animar a otros peces a que se alejen de ella.

"Queremos hacer la vida más fácil a los pescadores. El problema es que no tenemos datos. No sabemos cuántos peces hay en el océano y necesitamos encontrar esa información", explicaba Rachel Tiller, científica de Sintef Ocean, a la CNN. Además, esta compañía está actualmente tratando de tapar esa brecha utilizando láseres para escanear los peces que se arrastran a bordo de un barco.

Peces en 3D

En el mar también se está utilizando otra tecnología de la compañía nórdica capaz de estimar el peso y de identificar la especie de los peces. Se trata de CatchScanner, un escáner que produce una imagen en 3D y en color del pez, que posteriormente se analiza con inteligencia artificial para conocer detalles del animal. Una tecnología que, además, también podría ayudar a abordar el incumplimiento de las reglas y la sobrepesca.

Algunos barcos pesqueros capturan más peces de lo que permiten las cuotas de la Unión Europea, así como peces de especies y tamaños que no son aptos para pescar, ya sea porque están en peligro de extinción o por otros motivos. Este escáner podría evitar que esto suceda, ya que recopila información de forma automática sobre las capturas en una base de datos que pone a disposición de las autoridades, como las agencias nacionales de guardacostas.

Escáneres para obtener información de los peces. CNN Omicrono

El mundo de la pesca "necesita tecnologías inteligentes, aprovechar el potencial de la inteligencia artificial y del aprendizaje automático", apunta la investigadora. Con esta tecnología, la industria pesquera podría ser más sostenible en un futuro. En concreto, estos sistemas que se están desarrollando ayudarán en la toma de decisiones de los pescadores tanto en las fases previas de la captura como en la propia captura y en el proceso de extracción.

Una tecnología que serviría igualmente para reducir la mortalidad involuntaria de peces y el daño al ecosistema. Del mismo modo, también podría ayudar al sector a optimizar la eficiencia de los recursos, mejorar la recopilación automática de datos para evaluar las especies, proporcionar pruebas del cumplimiento de las regulaciones pesqueras y reducir el impacto ecológico.

Desarrollos tecnológicos

Actualmente estos productos se están probando en varias pesqueras de la Unión Europea. También se han desarrollado sistemas de monitorización en tiempo real independientes de la red de arrastre para identificar peces y crustáceos que no se detectan con las técnicas actuales. 

Incluso existen soluciones de seguimiento y análisis al instante con capacidad de proporcionar información detallada sobre especies y tamaños que entran en la red de arrastre. Para ello se utilizan desde cámaras con resolución 4K hasta luces LED y un software para el análisis automático.

La compañía danesa se encuentra explotando los desarrollos tecnológicos en visión artificial, tecnología de cámaras, procesamiento de datos, aprendizaje automático, inteligencia artificial, tecnología LED y sistemas de monitoreo, entre otros.