Aproximadamente a las 16:15 hora peninsular española, la nave Chang'e-5 ha realizado contacto controlado con la superficie de la Luna; de esta forma, se cumple una parte importante de la última misión china al satélite natural.

Noticias relacionadas

La semana pasada, China sorprendió al mundo al lanzar el cohete Long March-5, en una misión que marca el inicio de la colonización de la Luna por el gigante asiático. Este no es el primer lanzamiento similar, ya que el pasado 2019 la agencia espacial china consiguió obtener fotografías y datos de la cara oculta de la Luna.

Pese a realizarse en la cara visible de la Luna, la misión de la Chang'e-5 es incluso más importante, al tratarse de toda una demostración de fuerza; China no sólo pretende demostrar que puede viajar a la Luna, sino también que puede hacerlo más rápido que cualquiera.

Misión única en la Luna

El canal de televisión del gobierno, CGTN, ha confirmado que la Chang'e-5 ha aterrizado con éxito en la Luna; fue hace apenas dos días que había conseguido entrar en órbita lunar.

La sonda china Chang'e-5 toma contacto con la Luna CCTV Omicrono

Pero esto es sólo el principio de la misión. La parte más sorprendente es que, en apenas unas horas, esta sonda obtendrá muestras de la superficie lunar, con el objetivo de traerlas de vuelta a la Tierra.

La perforación está planeada para las 18:15 hora peninsular española, y permitirá obtener unos dos kilogramos de material, que serán cargados en un vehículo especial de retorno. Esta pequeña nave despegará el próximo jueves y se reunirá con el orbitador; juntos, realizarán el viaje de vuelta, pero sólo una cápsula especial realizará la reentrada, con los materiales obtenidos.

Ambicioso plan

Es uno de los planes más ambiciosos relacionados con la Luna de los últimos años, y hay muchos momentos en los que las cosas pueden salir mal; pero por ahora, en el sitio de lanzamiento del cohete, Wenchang, es momento de celebración momentánea.

Si China consigue completar el proceso, se convertirá en sólo el tercer país en obtener muestras de la Luna y traerlas a la Tierra, después de los EE. UU. e India. Esa es precisamente la carrera espacial en estos momentos, después de que el gobierno estadounidense haya apremiado a la NASA a que vuelva a iniciar misiones tripuladas a la Luna.

Los detalles de la operación son escasos en estos instantes, pero ya hay imágenes que muestran cómo la sonda se acerca de manera controlada al suelo lunar; en el último instante, se ve la sombra de una de las patas del aparato, y la confirmación de que el alunizaje ha sido exitoso.