Poner en peligro real a un soldado cada vez es menos necesario con las nuevas tecnologías disponibles. Más allá de todos los proyectos que recogen a drones autónomos de todo tipo, existen otros que poco a poco van saliendo a la luz y que prometen cambiar las reglas del campo de batalla.

Noticias relacionadas

La robótica ha conseguido evolucionar de forma exponencial en los últimos años y las potencias militarea a nivel mundial han tomando buena cuenta de ello invirtiendo enormes cantidades de dinero en desarrollos. Parte del resultado de esos presupuestos se está traduciendo en la creación de robots soldado que consigan alejar al humano en las misiones más comprometidas. Y lo mejor de todo es que no tendremos que esperar mucho tiempo.

Así lo han anunciado desde el ejército británico, donde cuentan con un plan a 5 años vista que prevé la inversión necesaria para llevarlo a cabo. En los venideros años 30, "podríamos tener un ejército de 120.000 [soldados] de los cuales 30.000 podrían ser robots, ¿quién sabe?", con esas palabras lo ha anunciado el general Nick Carter. Aclarando que no se trata de un número objetivo para el ejército.

Soldado de la Army de Estados Unidos U.S. Army Omicrono

Por el momento, y según Carter, la inversión no estaría totalmente cerrada por parte de las administraciones públicas que tienen que dar el visto bueno. Uno de los puntos clave que podrán salvar los soldados robots es la falta de personal militar. Según recoge The Guardian, el ejército de tierra británico se está viendo en complicaciones para cubrir las plazas vacantes con los soldados. De esta forma, actualmente cuenta con poco menos de 74.000 efectivos de los 82.000 que son necesarios para el correcto funcionamiento.

Como suele ocurrir en estos casos y teniendo en cuenta que el empleo de armas es un asunto muy serio, ya existen voces en contra de los robots soldados. En Reino Unido existe incluso una campaña Stop Killer Robots (detener a los robots asesinos, en español) que busca directamente la prohibición de este tipo de robots ante la preocupación de una guerra de robots sin restricciones.

Dron 'guardaespaldas' de Boeing Boeing Omicrono

En la actualidad, ya existen drones que consiguen ejecutar misiones complejas sin poner en peligro a un piloto humano. Y el siguiente paso, en forma de drones autónomos, está a punto de florecer. Algunos proyectos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos ya contemplan bandadas de drones con inteligencia artificial que sean mucho más autónomos. Exactamente lo mismo está desarrollando el ejército del aire de Australia, que se ha aliado con Boeing para el desarrollo de un dron capaz de hacer la misión de guardaespaldas del caza pilotado por un humano.