El transporte aéreo de mercancías es uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta el sector logístico de todo el mundo. Las aerolíneas dedicadas a este tipo de carga tuvieron un papel fundamental en los momentos más duros de los últimos tiempos cuando la pandemia azotaba más fuerte. Europa y Estados Unidos, estos últimos contratando los aviones más grandes del mundo, necesitaban la máxima rapidez y flexibilidad para transportar material sanitario. En España recibimos un goteo constante de aviones fletados por el Gobierno central y algunas comunidades autónomas para incorporar respiradores y equipos de protección individual.

Noticias relacionadas

Amazon, como una de las especialistas en todo lo que se mueve en torno al transporte, también ha entrado en las aerolíneas cargueras. Y no es novata en esto. Aunque en España nunca se ha dejado ver, en Estados Unidos no es difícil contemplar alguno de los aviones rotulados con el logo de Prime Air. Un servicio de transporte en avión que, por ahora, Amazon subcontrata a operadores aéreos y que se dedican a conectar los grandes hubs logísticos de tiene la compañía en el país estadounidense.

Sin embargo, y tras acreditarse como aerolínea frente a la FAA, Amazon ya puede operar aviones sin necesidad de recurrir a terceros. Un paso importante que le otorgará independencia a la hora de planificar al milímetro su nuevo -aunque no recién salido de la línea de producción- Boeing 767-300BCF.

El avión de Amazon

El Boeing 767 en general, y el modelo 300 en particular, es uno de los aviones que mejor le ha funcionado al fabricante estadounidense a lo largo de su historia. Durante muchos años se situó como el preferido de las aerolíneas en los vuelos de largo radio rompiendo con la tradición de uso de cuatrimotores o trimotores en este tipo de rutas. También supuso un empujón importante en el mercado de aviones de doble pasillo para rutas domésticas o de medio radio con alta ocupación.

Boeing 767 de Amazon Nathan Coats Omicrono

Y, como casi todo avión de Boeing, tiene su versión carguera correspondiente. El fabricante con sede en Chicago aglutina la inmensa mayoría de aviones de carga a través de la propia Boeing y de McDonnell Douglas, que absorbió hace años. El 767-300BCF de Amazon es uno de los aviones de transporte de carga más empleado y tiene representación en flotas tan importantes como la de DHL. Se trata de un avión con categoría heavy que se sitúa por debajo de los gigantes Boeing 747 y Boeing 777.

El 767 fue originalmente entregado a la aerolínea australiana Qantas como avión de pasajeros y, tras varios saltos, se almacenó en marzo. Tras un vuelo al aeropuerto municipal de Lake City, voló hace unos días a Tel Aviv donde se realizará la conversión a avión carguero.

Qantas VH-OGJ, el avión de Amazon en su época de transporte de pasajeros QFSE Media Omicrono

El avión tiene una capacidad de carga de 24 palés de 2,2 por 3,2 metros y 30 unidades de carga del estándar LD2. El peso del avión en vacío es de 86 toneladas y el peso máximo al despegue es de casi 187 toneladas. La autonomía máxima de la aeronave, en esta versión carguera, es de 6.000 kilómetros. En la versión de pasajeros equivalente la autonomía asciende a 11.000 kilómetros.

Boeing 767 de Amazon Nathan Coats Omicrono

Además, Amazon estaría pendiente de ampliar su flota propia próximamente con la incorporación de un segundo Boeing 767 y, según recoge Paxex.areo, tendría otros dos aviones más almacenados en la ciudad canadiense de Calgary. En total y según las matrículas reservadas por la propia Amazon, tendrían un total de 5 aparatos.

La flota de Amazon

El nuevo 767 propio se suma a la flota con la que ya cuenta la compañía en forma de subarrendamientos. De esta forma, la nueva aeronave formará parte de los 37 aviones del mismo modelo con los que cuenta Amazon Air. Pero entre la flota arrendada de la gigante del comercio online también nos encontramos con un modelo de avión más pequeño: el Boeing 737-800.

Boeing 737-800BCF de Amazon Matti Blume Omicrono

Es el equipo de cabecera de grandes aerolíneas como Ryanair y de los vuelos de medio radio de la española Air Europa. Se trata de un avión diseñado para cubrir rutas domésticas e intracontinentales que, en su versión carguera, cuenta con grandes operadores en el mundo. Amazon cuenta con 16 aeronaves de este tipo con las que unir centros logísticos con menor carga de trabajo que su hermano mayor 767.

El 737-800BCF (Boeing Converted Freighter) se diferencia de la versión de pasajeros en una implementación de una puerta de carga grande alcanzando las 79 toneladas como peso máximo al despegue con las que cubrir hasta 2.000 kilómetros de ruta.