De la misma manera que hizo Google, Apple acaba de publicar un informe de movilidad relacionado con el COVID-19, aunque en su caso está mucho más limitado por la inferior cantidad de información que obtiene.

Noticias relacionadas

Google sorprendió a todo el mundo a principios de abril, cuando publicó un estudio basado en los datos de movilidad que había obtenido de sus servicios y dispositivos; un estudio que analizaba cuánto habíamos salido durante la cuarentena, y qué habíamos hecho.

Los datos son anónimos y son modificados aleatoriamente para que no se puedan asociar ciertas prácticas con una región concreta, así que realmente no servían para detectar si nos estamos saltando el confinamiento. Pese a estas medidas para proteger nuestra privacidad, el estudio demostró todo lo que Google puede saber analizando los datos que obtiene.

Apple publica datos del confinamiento

Ahora le toca el turno a Apple, una compañía que ha basado sus campañas de marketing de los últimos años en ofrecer un contrapunto a Google en lo que respecta a la privacidad. Por eso cabe preguntarse cómo es posible que ahora haya lanzado un informe de movilidad por el COVID-19.

Para empezar, este informe es mucho más simple que el de Google, algo que es evidente sólo con echar un vistazo a la página oficial. Apple sólo es capaz de decir cómo han cambiado nuestras costumbres en términos generales desde principios de año hasta ahora.

Evolución de nuestras costumbres en el confinamiento por el coronavirus Apple Omicrono

La página muestra una gráfica y un buscador, en el que podemos introducir el país o región que nos interese. Se muestran sólo tres datos: la cantidad de tiempo que hemos pasado conduciendo, usando el transporte público, y andando.

En el caso de España, por ejemplo, la conducción ha caído un 87% comparado con antes de la crisis del coronavirus; el uso de transporte público ha sufrido incluso más, cayendo un 92%, y por último la cantidad de tiempo que hemos pasado andando ha caído un 93%. Son los datos que podríamos esperar, y son similares en diferentes ciudades españolas.

Mucha privacidad, pero ¿sirve esto de algo?

Pero, ¿cómo es capaz Apple de saber esto, y porqué no muestra tantos datos como Google? El motivo es que este informe se ha creado usando sólo las búsquedas realizadas en Apple Maps en cada localización.

Por lo tanto, Apple sólo se ha basado en cómo han cambiado las búsquedas en la aplicación de mapas durante estos meses, y las ha asociado con la zona en la que fueron realizadas.

Apple promete que Maps no asocia los datos con nuestro Apple ID, y que no mantiene un historial de las zonas en las que hemos estado, ni durante la cuarentena ni nunca. Por lo tanto, en ese sentido este informe no tiene tacha en cuestión de privacidad; ahora la pregunta es si realmente sirve de algo.

Evolución de las costumbres en el confinamiento en Madrid Apple Omicrono

Para empezar, Apple Maps no es precisamente la aplicación de mapas más usada; no solo es considerada peor que alternativas como Google Maps (aunque está mejorando), sino que sólo está disponible en iOS, así que realmente sólo se usan datos de usuarios de iPhone.

Así que no podemos apostar por que los datos obtenidos por Apple representen bien la realidad; tampoco con los de Google, pero al menos en su caso eran más, más precisos, y representativos. No solo eso, sino que publicar un informe como este a estas alturas parece algo más propio del Capitán Obvio que de una compañía tecnológica líder.

Informe de movilidad por el COVID-19 de Apple