El turismo espacial no es precisamente una idea nueva; muchos soñamos con alcanzar el espacio, y hay quienes son lo suficientemente ricos y poderosos como para hacer ese sueño realidad.

Noticias relacionadas

Pronto, eso va a cambiar, aunque sea poquito a poquito; el turismo espacial será más accesible, y más gente podrá permitírselo. Ese es el objetivo último de SpaceX, la aventura espacial de Elon Musk, y ahora está algo más cerca de conseguirlo.

SpaceX ha anunciado el acuerdo con cuatro personas para llevarlas al espacio a bordo de la cápsula Crew Dragon; la misma que usará para enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional, adaptada para el transporte de personas de manera segura.

Turistas en el espacio

Por supuesto, esta no es la primera vez que SpaceX anuncia algo similar. Ya en 2018 confirmó que el multimillonario japonés Yusaku Maezawa será la primera persona en usar su servicio para dar un rodeo a la Luna.

El anuncio de hoy es algo diferente, ya que no representa una ocasión especial sino un servicio estándar que se ofrecerá a lo largo de los dos próximos años. Cuatro civiles, sin relación con organizaciones militares o gubernamentales, que podrán disfrutar de una experiencia única.

Este acuerdo es diferente porque no se ha realizado directamente con los clientes, sino con otra empresa: Space Adventures; centrada en el turismo espacial, tiene mucha experiencia en esto: ya ha llevado a siete personas al espacio y a la Estación Espacial Internacional.

Hasta ahora, Space Adventures pagaba sitio en las cápsulas rusas Soyuz para sacar a sus clientes de la Tierra; esta es la primera vez que usará una cápsula desarrollada en EEUU, y por una compañía privada como SpaceX.

Por el momento no se han anunciado los nombres de estas cuatro personas, ni cuánto tendrán que pagar, pero lo que es seguro es que pueden costeárselo; pero dinero no es lo único que tendrán que aportar. Para soportar el viaje tendrán que enfrentarse a un duro plan de entrenamiento, que durará varias semanas.

SpaceX prepara su Crew Dragon

Los viajes aún no han sido planeados, pero lo que es seguro es que no llegarán a la Estación Espacial Internacional; en vez de eso, la cápsula simplemente orbitará la Tierra, una oportunidad de lujo para hacer fotos, antes de la reentrada. El objetivo es alcanzar una altura dos o tres veces superior a la ISS, que orbita la Tierra a una altura aproximada de 400 kilómetros.

Cápsula Crew Dragon

Para SpaceX, este es un acuerdo importante. Descontando las distancias, parece similar a la relación que tienen las agencias de viajes con las aerolíneas; la primera lleva clientes a la segunda, que sólo tiene que centrarse en ofrecer el servicio. Puede que el futuro no sea muy diferente a eso.

La clave de este acuerdo está, cómo no, en la Crew Dragon. Recordemos que SpaceX aún no ha usado esta cápsula con humanos de verdad; aunque las pruebas hasta ahora han sido un éxito, y todo apunta a que el primer lanzamiento de astronautas a la ISS se producirá muy pronto.