HP Branded 2

HP Branded 2

Tecnología

La importancia del reciclaje de consumibles y la economía circular para salvar al planeta

Noticias relacionadas

presentado-por-hp

presentado-por-hp

Con el paso de los años y tras ver la contaminación que sufre el planeta, cada vez más personas y empresas sienten la necesidad de reciclar más y hacer el menor daño posible al medioambiente.

Para ello es crucial cambiar el modelo económico actual por uno más ecológico y sostenible desde el proceso de fabricación hasta el final del ciclo de vida de los productos. Mentalizarnos en apostar por reutilizar en lugar de tirar y no malgastar recursos.

Los consumibles, los cartuchos y los tóneres de tinta también tienen un papel importante en la tarea de reducir las emisiones. El reciclaje de dichos productos obligatorio, aunque pocas personas lo saben. Hoy os hablaremos más a fondo de todos estos temas tan relevantes para poder seguir viviendo en nuestra casa, la Tierra.

¿Qué es la economía circular?

El modelo económico lineal tradicional consiste en producir, usar y tirar. Un modelo nada sostenible que podría tener los días contados. Muchas compañías, como la tecnológica HP, son conscientes del daño que supone al medioambiente y por ello han decidido pasarse al modelo circular: reducir, reusar y reciclar.

Branded HP 1

Branded HP 1

La llamada economía circular es un sistema que aprovecha al máximo los recursos, tratando así de evitar que haya productos sobrantes en la producción en la medida de lo posible. Una opción lógica teniendo en cuenta que multitud de fábricas malgastan una gran cantidad de recursos produciendo de más.

Este modelo circular también apuesta por reutilizar elementos que serían nocivos si terminasen en la naturaleza. Del mismo modo, aboga por emplear en el proceso de fabricación materiales biodegradables que no dañen al medioambiente cuando finalice su ciclo de vida.

En el caso de que no sea posible utilizar materiales ecológicos, como en algunos dispositivos electrónicos, la economía circular tiene como objetivo facilitar un desmontaje sencillo para poder reutilizar el componente en un futuro. Aquellos elementos que no puedan volver a usarse han de reciclarse intentando generar el menor impacto posible al medioambiente.

Claves de la economía circular

  • El residuo pasa a ser un recurso: es el pilar fundamental de la economía circular. Los materiales biodegradables pueden enviarse de vuelta a la naturaleza, los que no lo son pueden reutilizarse.
  • Reutilizar: acabar con la idea tradicional de usar y tirar. Muchos elementos pueden volver a utilizarse para crear otros productos.
  • Fuentes renovables: la economía circular apuesta por dejar de lado los combustibles fósiles y apostar por las energías renovables.
  • Ecología en la producción: las empresas deben ser más ecológicas desde el proceso de producción, manteniendo un mayor control sobre el stock, la energía y los materiales consumidos para evitar gastos innecesarios. Los productos también deben crearse teniendo en cuenta el impacto medioambiental a lo largo de todo su ciclo de vida.
  • Reparar: no hay razón para tirar los productos estropeados, arreglarlos para volver a usarlos es la mejor opción.
  • Economía de alquiler: este sistema aboga por una economía en la que haya más alquileres y menos compras. De esta manera, se minimizarían los daños a la naturaleza.
  • Reciclar.

¿Qué beneficios tiene?

La mayoría de modelos económicos suelen ofrecer beneficios monetarios sin tener en cuenta aspectos sociales o medioambientales. La situación es completamente distinta con el modelo circular del que os hemos hablado.

Éste mejora aspectos tanto para los consumidores como para las propias compañías. Las empresas que optan por el sistema circular se dan cuenta de que reutilizar los recursos resulta mucho más rentable que crearlos desde cero.

De esta manera y tras abaratar costes de producción, las firmas suelen reducir los precios de sus productos. Como es lógico, los clientes se ven beneficiados al gastar menos, al mismo tiempo que son más respetuosos con el medioambiente.

Reciclaje de consumibles, cartuchos y tóneres

Si pensamos en el medioambiente es imposible pasar por alto la importancia de reciclar consumibles, cartuchos y tóneres de impresora, como ha recordado HP en diversas ocasiones a través de comunicados y mediante sus redes sociales.

HP Branded 3

HP Branded 3

De hecho, desde el pasado 15 de agosto de 2018 el reciclaje de cartuchos de tinta y tóneres es obligatorio en España. Todo ello está recogido en el Real Decreto 110/2015 dedicado a la consideración de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE).

La obligación es tanto para los consumidores como para los propios fabricantes y puntos de venta. Esto quiere decir que si compras un cartucho nuevo debes reciclar el antiguo, una posibilidad es entregarlo en el mismo punto de venta donde nos hacemos con el nuevo.

Si lo hemos adquirido vía online y recibido en casa, como consumidores tenemos el derecho de entregar el viejo cartucho al transportista de manera totalmente gratuita. Si el usuario así lo desea, también puede acudir a un punto limpio para reciclar sus consumibles, cartuchos y tóneres. En definitiva, hablamos de un reciclaje gratuito y sencillo.

¿Y los cartuchos falsos?

Además de los cartuchos originales, en el mercado también existe la posibilidad de comprar cartuchos de imitación. Éstos se comercializan como alternativas de bajo coste a los originales; sin embargo, desde HP indican que dichos productos pueden ofrecer impresiones de mala calidad, lo que incrementa las tasas de fallo y genera un impacto medioambiental negativo, además de elevar los costes de mantenimiento de la impresora.

HP Branded 5

HP Branded 5

De igual modo, la firma explica que los cartuchos no los respalda ni los gestiona HP. Éstos no cumplen los estándares de fabricación de la marca e incluso podrían vulnerar sus patentes. Estos cartuchos “falsos” emiten más estireno, partículas y COV que los originales, contaminando más el aire y siendo más perjudiciales para la salud de los usuarios, asegura HP.

Para detectar un cartucho de imitación recomendamos fijarnos en varios puntos. El primero, el precio, que será reducido en comparación con cartuchos originales; pero, que a largo plazo podría salirnos más caro.

HP Branded 4

HP Branded 4

En segundo lugar, aconsejamos buscar el nombre de la marca en el paquete del cartucho. Si solo aparece “compatible”, es posible que sea una imitación. Por último lugar, podemos comparar el diseño y la forma del cartucho con uno original que tengamos a mano.

Lo peor de todo es que, como la mayoría de las fábricas de imitaciones no tienen la capacidad de reciclar sus propios productos, el 97 % de los cartuchos de imitación terminan en los vertederos, lo que supone un gran daño a nuestro planeta.

HP, la tecnológica ejemplo de reciclaje

El servicio Instant Ink de HP es un ejemplo perfecto de reciclaje, puesto que los usuarios deben devolver los cartuchos cuando están vacíos o cuando se cancela el servicio. De este modo, la compañía puede separar los materiales de los cartuchos y reutilizarlos para crear nuevos productos.

HP Branded 6

HP Branded 6

En este sentido, la firma asegura que el 100% de sus cartuchos de tóner están formados por material reciclado; mientras que, el 80% de los cartuchos de tinta contienen entre un 45 y un 70% de material reciclado.

Este proceso de reciclaje de ciclo cerrado forma parte del programa HP Planet Partners. Los cartuchos que los usuarios devuelven a HP se combinan con otros materiales reciclados, como botellas de plástico recogidas en Haití, donde hay un problema por acumulación de residuos.

De esta manera, la compañía ahorra costes, contamina menos y facilita que ciudadanos haitianos tengan una fuente de ingresos reciclando dichas botellas. Recordemos que Haití es un país pobre azotado por un terremoto devastador en 2010, lo que paga HP por las botellas supone un verdadero alivio para los trabajadores y sus familias.

El enfoque ecológico de HP no es algo nuevo, lleva haciéndolo desde hace más de 27 años en más de 50 países y territorios de todo el mundo.

¿Cuánto contaminan los consumibles?

Los consumibles, cartuchos y tóneres contaminan mucho más de lo que cualquiera pueda imaginar en un principio. Cada año se tiran más de 375 millones de cartuchos de tinta y tóner, la mayoría acabando en vertederos. En resumidas cuentas, se tiran 11 cartuchos por segundo, lo que resulta en un millón de cartuchos al día.

Para que nos hagamos una idea, un cartucho de impresión tarda 1.000 años en descomponerse por completo. Una verdadera brutalidad que desvela lo nocivos que son para el medioambiente. Las civilizaciones que existan en la Tierra en un milenio aún conservarán nuestros restos.

Por otro lado, por cada 100.000 cartuchos creados con materiales nuevos, los fabricantes emplean aproximadamente 5 toneladas de aluminio, 40 toneladas de plástico y casi un millón de litros de aceite. Las cifras son devastadoras y advierten de lo que estamos haciéndole al planeta si no reciclamos.

Como habréis podido observar, si queremos conservar nuestro planeta tendremos que comenzar a cambiar estos hábitos tan dañinos, empezando por lo que hacemos en nuestra propia casa y llegando hasta las fábricas de las compañías más grandes del mundo.

Marcas como HP son un ejemplo del camino a seguir. Un camino sostenible, ecológico y más respetuoso con el medioambiente. Como hemos comentado, la economía circular y el reciclaje serán los pilares sobre los que asentar esa nueva forma de actuar.