La idea fundamental de la inteligencia artificial que usamos en los altavoces inteligentes que tanto éxito tienen en España es la ansiada automatización. Que el usuario no tenga que hacer nada; que sea la IA la que controle los parámetros más importantes de nuestro hogar. Es esta la meta que se propone Amazon con sus Amazon Echo.

Noticias relacionadas

Amazon ha anunciado una nueva característica que llega a los dispositivos Alexa: 'Hunches', es decir, 'hábitos'. Esta función que los fabricantes podrán aprovechar en los dispositivos Alexa tiene un uso muy claro: permitir que Alexa actúe de manera proactiva en nuestro hogar sin que nosotros tengamos que interactuar con el asistente. Lo hace junto al servicio Guard Plus que convierte nuestra Alexa en una alarma de casa

Básicamente podremos permitir que Alexa controle distintos apartados domóticos de nuestra casa sin confirmación del usuario, ya sea apagando automáticamente las luces o ajustando el termostato cuando Alexa considere que el usuario está o durmiendo o está fuera de casa. Esta característica por el momento se queda en los Estados Unidos.

Alexa funcionando automáticamente

Hunches se integra en las skills y en las integraciones de Alexa con los dispositivos de tu hogar. Los desarrolladores pueden usar la API PowerController de Alexa a través de Hunches para ofrecer funciones de automatización. Amazon pone el ejemplo más común: el de unas luces encendidas. Si Alexa considera que el usuario no está en casa, intentará apagar las luces automáticamente mediante lo que Amazon llama "corazonadas".

Estas "corazonadas" surgen del aprendizaje de Alexa de los patrones de uso de los clientes, como cuando hablan con el asistente o como cuando interactúan con sus otros dispositivos domóticos, así como los informes de cambios que ya se comparten con los altavoces. Por supuesto las podremos desactivar y activar a placer en los ajustes de Alexa.

Cuando se informa sobre el estado de un dispositivo (es decir, si está apagado o si está realizando cambios en Alexa) se consigue mejorar esa corazonada. Los informes de mejor calidad permitirán mejores experiencias, y ya hay fabricantes subidos en el barco, como Philips con sus luces Hue o IKEA.

Amazon ha puesto a disposición de los desarrolladores herrammientas para, por ejemplo, permitir que Alexa controle distintos aparatos como el termostato o controlarlo por la voz. Si un dispositivo ya es compatible con estas capacidades de automatización, el desarrollador puede coordinar cuándo Hunches y el dispositivo en cuestión controlan la automatización.

Nuevos Amazon Echo Chema Flores Omicrono

No obstante, si así lo queremos, Alexa nos mandará una notificación preguntándonos si queremos que el asistente realice una acción, para evitar que la IA de falsos positivos. Para valernos de Hunches, tendremos que compartir más datos de experiencia de uso con el dispositivo para que Alexa y el mismo aparato puedan coordinarse y realizar con mayor precisión las tareas.

En todo momento se informará al usuario de las automatizaciones que se intentarán crear de forma personalizada. Si el cliente intenta crear una automatización personalizada, se desactivarán los Hunches, y lo mismo ocurrirá si elegimos habilitar las funciones de programación de actividades de los dispositivos, como la capacidad de los termostatos de Resideo de elegir horarios de temperatura.

También te puede interesar...