YouTube, el servicio de streaming de vídeos más popular en España, ha implementado nuevos cambios que han despertado la ira entre los creadores de vídeos, especialmente los más pequeños.

Noticias relacionadas

La decisión forma parte de una serie de cambios en la manera en la que los canales de YouTube muestran anuncios; ayer mismo se supo que la compañía iba a implementar anuncios de audio, que se reproducirán cuando pongamos el vídeo en segundo plano.

El objetivo de YouTube no es sólo generar más ingresos por la publicidad, sino también llevar a más usuarios a YouTube Premium, su servicio de suscripción que elimina los anuncios, apoyando directamente a los creadores de los vídeos que vemos.

Más anuncios en YouTube

En cambio, la última novedad no solo no beneficiará a los creadores, sino que potencialmente puede convertirse en un obstáculo más para conseguir seguidores. YouTube anunció un cambio en sus términos de servicio, por el que ahora podrá mostrar anuncios en canales con pocos suscriptores y pocas visitas.

YouTube en un portátil. @nordwood en Unsplash Omicrono

Para poder ganar dinero en YouTube, es necesario sumarse al 'Programa para Partners de YouTube' (YPP), y para eso es necesario tener al menos 1.000 suscriptores y que se hayan reproducido al menos 4.000 horas en los últimos doce meses. Si el canal cumple los requisitos, y YouTube comprueba que no incumple sus reglas, podrá activar los anuncios en sus vídeos, llevándose un porcentaje de los ingresos generados.

Con el último cambio, ahora los canales que no formen parte de este programa también mostrarán anuncios; pero eso no significa que YouTube vaya a darles el dinero generado por estos.

YouTube se queda el dinero

La parte más polémica es que, para activar la monetización de los vídeos, sigue siendo necesario formar parte del YPP; la extraña lógica de YouTube es que los anuncios y la monetización son dos cosas diferentes, y que es posible tener una y no la otra.

Es algo confuso, porque el YPP precisamente nació para evitar que YouTube mostrase anuncios en canales que pueden incumplir las reglas o que pueden ser 'indeseados' por las marcas que se anuncian. Pero YouTube afirma que, aunque estos canales no formen parte del YPP, también serán comprobados de la misma manera antes de tener anuncios; lo que ha hecho que algunos se pregunten qué sentido tiene ahora el YPP.

En otras palabras, los canales más pequeños ahora tendrán anuncios, pero no se beneficiarán de ellos. Es discutible incluso si será perjudicial, ya que uno de los atractivos de encontrar canales pequeños es que precisamente no vas a ver anuncios; al menos, hasta ahora.

La medida ha recibido una respuesta inmediata de la comunidad, y no ha sido positiva. El anuncio oficial en Twitter ha recibido una avalancha de respuestas, entre las que se encuentran "Esto me quita las ganas de convertirme en un creador" y "justo lo que quería, anuncios en mi contenido sin cobrar".

Los cambios llegarán primero a los usuarios estadounidenses, y al resto del mundo a lo largo del 2021.