Las redes sociales juegan un papel fundamental en la política. En España las más populares son Twitter y Facebook, plataformas que han impuesto restricciones y moderaciones para combatir las fake news. Unas limitaciones que afectan a todo el mundo y que han sido especialmente intensas en las elecciones de EEUU.

Noticias relacionadas

Trump, el presidente que ha gobernado a golpe de Twitter, ha sido uno de los que se ha mostrado contrario a estas limitaciones asegurando que tanto las redes dirigidas por Jack Dorsey como por Mark Zuckerberg, estaban yendo contra la libertad de expresión por impedir la difusión de las ideas más radicales del Partido Republicano.

Un planteamiento que ha comprado el ala dura del Partido así como los seguidores 'ultra' de Donald Trump, que ha hecho que comiencen a mudarse en masa a Parler, una nueva red social donde aseguran que pueden "hablar sin censura".  Y es que, tras las advertencias de Twitter a Trump por dar "información engañosa", y que han ido a más, grupos radicales republicanos y conservadores han estado promocionando esta red social que se ha vuelto muy popular entre la ultraderecha americana y en los fieles al presidente.

El argumento que ha conquistado a los seguidores de Trump es que ningún usuario de Parler pueden ser bloqueadas por sus puntos de vista. A diferencia de Twitter y Facebook, esta plataforma se presenta como un "medio social libre de expresión, sin prejuicios y centrada en proteger los derechos del usuario". No dispone de verificadores de hechos ni filtros para combatir las noticias falsas, por lo que prácticamente se puede publicar cualquier contenido.

¿Qué es Parler?

Parler se ha convertido en popular en un momento en el que Facebook ha sacado la tijera contra los radicales de Trump, y ha comenzado a eliminar páginas vinculadas al exasesor de Trump, Steve Bannon, por difundir información falsa. En concreto, desde las elecciones ha logrado 3 millones de descargas en las tiendas de Google y iPhone, frente a los 7,3 millones de instalaciones desde su lanzamiento hace dos años.

Los seguidores de Trump dejan Twitter por Parler, una red social "sin censura". Nacho Castañón Omicrono

Parler, con sede en Nevada, es una red social creada en 2018 por Matze y Jared Thomson que lleva la "libertad de expresión" por bandera. Sin ir más lejos, la propia página de Parler promete a sus usuarios "hablar libremente y expresarse abiertamente, sin temor a ser descalificados por sus puntos de vista"; lo que ha motivado la llegada de los seguidores de Trump.

Parler se promociona vendiéndole a sus usuarios el discurso de que ahí, en su foro pueden ser ellos mismos, discutiendo y defendiendo sus valores, pasiones, logros e ideas en un entorno libre. "Parler se basa en el respeto por la privacidad y los datos personales, la libertad de expresión, los mercados libres y una política corporativa ética y transparente", detalla.

Su funcionamiento es una mezcla entre Twitter y Facebook. Tenemos un timeline en el que van apareciendo las actualizaciones de los usuarios, y en la que podemos interactuar con ellos comentando, dando un voto de aprobación o un eco, es decir, sus alternativas al Me Gusta y al retuit.

Los mensajes tienen un límite de 1.000 caracteres y además de poder compartir enlaces o subir contenido, hay un botón directo para compartir gifs y otro para memes.  Como suceden en Twitter, son los propios usuarios deben buscar las cuentas que quieren seguir y pueden descubrir noticias relacionadas con el deporte, la política y el entretenimiento.

Vista del perfil de un usuario en la red social Parler. Nacho Castañón Omicrono

En Parler existen únicamente dos reglas: no publicar nada ilegal y no enviar spam. También se puede encontrar un sistema de verificación de perfiles, listas de seguidos por tema y los filtros para recibir información parecidos a los de Twitter. Sin embargo, no ofrece una página para descubrir temas o ver qué es tendencia. 

Un pozo de 'trumpismo'

Varias figuras de renombre de grupos conservadores ya se han creado sus propias cuentas, como el senador republicano Ted Cruz, Eric Trump - hijo del presidente de EEUU-, o el activista Dinesh D'Souza, entre otros. Parler también se ha convertido en un refugio para los activistas de derechas cuyos perfiles en otras redes sociales han sido vetados, como Laura Loomer, que se autodefine como "islamófoba orgullosa".

Esta red social se ha convertido así en un espacio donde la ultraderecha americana comparte todo tipo de pensamientos, vídeos y conspiraciones sin límite y donde el más relajado de los planteamientos es el hipotético fraude electoral en favor de Biden.

Por poner en contexto el contenido de la plataforma, de un primer vistazo se pueden encontrar acusaciones de agresiones afroamericanas a miembros del White Power, supuestos políticos demócratas insultando a periodistas de la Fox, o cómo Obama habría comparado a Trump con un dictador en una entrevista

Perfiles de Parler. CF Omicrono

También hay espacio para información sobre el ejército, teorías conspiratorias, demostraciones de hackeo, grupos a favor de la supremacía blanca y antisemitismo, entre otros temas censurados en el resto de redes sociales. Por otro lado, la aplicación dispone de una sección para descubrir noticias en las que se recomiendan publicaciones de medios de extrema derecha, como The Epoch Times, blog que difundió el rumor de que la Covid-19 se creó en un laboratorio militar chino.

Lo cierto es que Parler está cogiendo tracción y se puede encontrar también contenido de deportes o tecnología, lo que le convierte aún en más peligroso, pues, como ocurre siempre, cuando la desinformación se mezcla con las noticias reales es cuando acaban calando en el colectivo general.

Pese a todo, Parler no ha sido el principal beneficiario de las plataformas alternativas a Twitter y Facebook por parte de los fieles a Trump. Redes sociales como MeWe y Rumble también han gozado de un importante crecimiento de usuarios en los últimos tiempos.